martes, 4 de junio de 2013

Guillermo Cacace: A mamá


"El teatro alternativo es el que siempre ha renovado la escena"

El talentoso dramaturgo, actor, director y docente celebra con la obra A mamá sus diez años de trabajo independiente. En esta oportunidad explora la tragedia griega, en especial un tramo de la trilogía de Esquilo.

Desde la sala de profesores de la Escuela Municipal de Arte Dramático, Guillermo Cacace lanza una sentencia contundente: "El mandato de eficacia que tienen algunos actores significa la muerte de todo acto creativo."
El dramaturgo, actor y director sostiene su ideología para el arte y para la vida cuando da una clase o dirige una obra de teatro. Por eso, a sus alumnos, cuando ya están por recibirse, les pide que se junten y que generen sus propios universos creativos, como lo hizo él cuando fundó hace diez años –y sin ninguna búsqueda económica– la Sala Estudio Apacheta.
Ahora quiere festejar una década de trabajo artístico independiente y lo hace con el espectáculo A mamá, el mismo que presentó cuando inauguró su sala en Pasco 623, pero con actores que acumularon diez años de experiencias vividas.
A mamá, el espectáculo que Cacace estrenó hace diez años, explora la tragedia griega, fundamentalmente con la pieza Las Coéforas, una obra que integra la segunda parte de La Orestíada, la trilogía de Esquilo. De este clásico, la obra de Cacace sólo conserva los nombres de los personajes y las tensiones entre sus vínculos.
"Produce un extrañamiento muy particular escuchar que en esta familia del Conurbano Bonaerense se llamen Electra, Egisto, Clitemnestra, Crisótemis y Orestes. O que hagan referencias a la tía Helena o la hermana Ifigenia. El recurso traza una inevitable proyección en el tiempo para el inagotable tema de las familias disfuncionales. Allá por 2003, nos alineábamos con un tema en el que bebimos  muchos. Hoy, en 2013, descubrimos la necesidad de asumir otro tratamiento para lo mismo. No somos los mismos y la obra releva nuestros movimientos", dice.
La experiencia de vida de los actores se refleja en la nueva versión del director. "La actriz que interpreta a Clitemnestra no tenía ni proyectos de hijos hace diez años, pero ahora tiene dos, y representar sus escenas, en las que entrega a su hijo, adquieren otro valor", cuenta Cacace.
Tener su propia sala de teatro significa, para Cacace, sostener una postura ideológica con respecto al arte. "Es un emprendimiento que no es lucrativo. Se sostiene en el deseo de encontrar un lugar que se pronuncie políticamente en un tipo de teatro. Nos tocan objetivos diferentes al teatro comercial u oficial", explica. Y en este proyecto también se incluye la idea de encontrar una identidad que no esté sujeta a las reglas del mercado.
"Buscamos ser una alternativa a otros tipos de teatro. Si bien uno como creador circula por distintos ámbitos, en el espacio independiente se sostiene un proyecto político y artístico, que no tiene las reglas  de oferta y demanda, donde el actor es una mercancía. El teatro alternativo es el que siempre ha renovado la escena teatral porteña. Es la obra la que va dictando sus tiempos. En términos futbolísticos, no significa jugar en segunda para que te vengan a ver y te pasen a primera."

como pez en el agua del grotesco

"Por el grotesco nado como pez en el agua", dice Guillermo Cacace, y tiene razón. Este director ha investigado en los últimos años un género que, dice, "es un procedimiento, una forma de ver el mundo". De hecho, el último grotesco en el que trabajó fue su reconocida versión de Mateo, de Discépolo en el Teatro Cervantes y  con el protagonismo de Roberto Carnaghi.
Este director concibe al grotesco como un procedimiento y lo explica: "Lo saco del lugar de canon estético. Habilita un procedimiento que a priori indica la ambigüedad. Lo inhibe al actor de tratar de ser eficaz, le evita tener que definir si es cómico o clásico, impide que se busque un resultado. La necesidad de trabajar sin certeza habilita un procedimiento exquisito. Yo lo entiendo como una manera de la verdad, sabiendo que la verdad es siempre una convención, no creyéndola, sabiendo que es un campo de tensión."

Fuente: Tiempo Argentino

No hay comentarios: