viernes, 21 de junio de 2013

Diego Brienza: El niño con los pies pintados

“Trato de evitar la negligencia del piloto automático”

DIEGO BRIENZA, DIRECTOR

–¿Cómo es volver a poner una puesta que ya tuvo buenas respuestas el año anterior? ¿Se sienten los mismos nervios?
–Básicamente es una alegría ya que todo el trabajo y el tiempo que se invirtió cobra la dimensión de haber valido la pena. Las ansiedades, claro, son diferentes, ya no está la incertidumbre del ¿cómo me acerco? Sino que ahora es un despertar continuo al lado de esa chica que tanto te gusta preguntándote si te quiere.
–¿Hacia qué público está dirigida la propuesta, si pudieras de alguna manera explicarlo?
–Una cosa es la que yo pensaba de antemano con respecto al público y otra la que está sucediendo que, por cierto, desarticula por todos los sectores mi pensamiento inicial. Yo creí que lo que íbamos a representar (por los temas y su forma) no iba a interesarle a mucha gente, sin embargo, y por fortuna, no fue así y viene público realmente muy variado.
–Muchos destacan la pieza como “conmovedora” ¿Cuáles crees que fueron las herramientas para llegar a tal resultado?
–No lo sé muy bien. Quizás el hecho de no querer bajar un discurso maniqueo, de tener el tester encendido para no pararnos exclusivamente en la vereda del bien y el respeto (y su falta) a la hora de las actuaciones y el montaje tal vez, repito, no lo sé, hayan colaborado para el uso de ese adjetivo.
–¿Cuál es el desafío para esta segunda temporada?
–Evitar la negligencia del piloto automático.
El niño con los pies pintados se presenta los viernes a las 23 en Abasto Social Club, Yatay 966.

Fuente: Tiempo Argentino

No hay comentarios: