martes, 28 de mayo de 2013

Mientras cuido de Carmela


El grupo Bachín reinvidica la tradición del monólogo político en "Mientras cuido de Carmela"

Manuel Santos Iñurrieta, responsable del grupo Bachín, encarna a un comediante, quien se reparte entre la escritura y la atención de una beba en "Mientras cuido de Carmela", monólogo que refleja un pensar solidario y poético, en el Centro Cultural de la Cooperación los jueves, a las 21.30.

Santos Iñurrieta dramaturgo y director de la obra encarna a Bachín, un cómico enfundado en una payasesca remera rayada y galera, dotado de un decir punzante para compartir reflexiones y transformar el monólogo en una suerte de conversación con el público, capaz de responder a sus palabras con risas y suspiros.

Lejos de las moralinas o de los sermones, el protagonista recupera la tradición del monólogo político, con guiños a los excesos de figuras locales como Alberto Olmedo y Tato Bores, sin descartar el lenguaje corporal del circo y de la picaresca nacional.

Los pensamientos del personaje a lo largo de la obra visitan de un modo poético las eternas cuestiones alrededor de la injusticia y los dolores de la humanidad, sin temor a ser tildado de “utópico” o de “pasado de moda”, al animarse a tomar posición en escena, con el humor como bandera.

Casi con ecos de la dramaturgia del genial Bertold Brecht, la obra se atreve a mostrar el entramado que une al arte, al teatro con lo político a través de sutiles pinceladas, nada discursivas, que a veces se tornan amargas, pero se afanan en no perder la esperanza.

En la puesta, la figura del cómico vuelve a adquirir el valor de portavoz de la subjetividad colectiva, responsable de poner en palabras y acciones, la visión de mundo del colectivo Bachín teatro.

Los sentimientos contradictorios -siempre tiernos- motivados por la visión de una pequeña vulnerable -Carmela- a quien él  debe cuidar, urgido por terminar la redacción de una escena teatral, se adueñan del relato y le otorgan una carga emocional que se mantiene con fluidez.

El actor ya le prestó el cuerpo a este personaje Bachín, en las obras "Crónicas de un comediante" (2008), la interesante "La gracia de tener" (2012), además de haber producido distintos videos de "Comediante TV" disponibles en internet, de ahí que su familiaridad con la criatura es importante y sabe transmitirla a la platea.

Una escenografía bella en su despojo -otra creación del grupo- pero donde hay lugar hasta para la Luna -linda realización plástica de Ernesto Pereyra- tiene una potencia que alcanza a los objetos más simples, que van ganando presencia a medida que la trama se despliega.

En esa dinámica del espacio, un oxidado cochecito y una máquina de escribir devienen piezas claves del texto, cuya carga emotiva parece acentuarse por el breve tamaño de la sala que acuna a los espectadores, entre los acordes de la música original compuesta por Julieta Grinspan.

”Mientras cuido de Carmela” es una obra donde cada pequeño detalle cobra sentido y conduce al espectador a sentirse parte de la cotidianeidad del personaje.

Así las frases de referentes como el Che Guevara, Alfonsina Storni y Jorge Luis Borges, tipeadas -en una tipografía que nada tiene que ver con las computadoras- sobre la oscura pantalla de video como telón de fondo, iluminan la noche existencial del personaje y de su beba.

La obra puede verse en la sala Raúl González Tuñón del Centro Cultural de la Cooperación los jueves, a las 21.30.

Fuente: Télam

No hay comentarios: