sábado, 25 de mayo de 2013

La fábrica de los sueños



Una historia de aventura

Un divertido espectáculo con actores, títeres, animación, música y estética de cómic.

A este espectáculo no le falta nada. En La fábrica de los sueños se despliega una historia de aventuras que echa mano de una estética de cómic, gags clownescos, muchos colores, títeres, circo, animaciones 2D, baile y actuación, para contar la lucha entre buenos y malos, héroes y villanos.

Dos niños, Caniche y Finito, que viven en Ciudad Alegría, reciben de manos del cartero un mensaje que les encomienda una misión: deben salvar su ciudad de una villana llamada Elvicaria, que reina en Ciudad Oscura y que ha decidido crear una fábrica con los sueños de todos los niños del mundo, a quienes les va robando ilusiones, emociones y deseos con el objetivo de convertir el planeta en un desierto de esperanzas. Así comienza esta aventura, que es el viaje que emprenden Caniche (una nena) y Finito (un nene) para salvar al mundo, en el que se van encontrando con diferentes personajes que los ayudan en su misión. El espectáculo, creado y dirigido con inteligencia por Cecilia Peredo y Gaspar Fernández (también actúan), no tiene desperdicio: es muy ágil, muy divertido y participativo. Con un ritmo vertiginoso se van conjugando todos los elementos en un todo armónico y juguetón. La música original de Rubén Guillén es otro de los aciertos: en muchos momentos es apenas incidental, en otros, protagonista, y en otros se calza algunos hits de los ‘80 con la letra adaptada, y con eso seduce a los padres y hace bailar a los más pequeños.

Los actores Cecilia Peredo, Gaspar Fernández, Romina Almaluez, Catalina Manzini hacen disfrutar a la platea que los sigue extasiada, a pesar de que los numerosos detalles de la historia no les facilita nada a los chicos y elude completamente los recursos ñoños que a veces se ven en el teatro para niños.

Peredo y Fernández son además los responsables del vestuario con toques de dibujo animado, de la dirección de arte y del texto, que por cierto no tiene fisuras.

La fábrica de los sueños se da en el teatro El Tinglado (Mario Bravo 948), los sábados, a las 17 (hoy no hay función). El precio de la entrada es de $60.

Fuente: Clarín

No hay comentarios: