viernes, 24 de mayo de 2013

Edgardo Dib: ¡Barrancabajo!

"¡Barrancabajo!", de Edgardo Dib, en el Teatro Real de Córdoba

El santafesino es responsable de la versión y la dirección de "¡Barrancabajo!", que sobre la obra de Florencio Sánchez iniciará mañana a las 21 en el Teatro Real de esta ciudad, una serie de nueve funciones que se extenderá hasta fines de junio.

Dib presentó en la Docta, durante un festival en 2011, su pieza "Edipo y yo" y de inmediato fue invitado a montar una obra allí dentro del Plan Federal de Coparticipación y el resultado es su particular versión del clásico rioplatense.

"Arribar a un clásico me genera un desafío que me enciende y a la vez me complejiza, cuando no me angustia un poco, pero esos son mis motores creativos, más la convicción de que un clásico debe volver a ser escuchado, revalorizado y, por sobre todo, disfrutado", asumió Dib en charla con Télam.

Según arriesgó quien actualmente tiene en cartel “El jardín de los cerezos-suite para cuatro personajes”, “Reconstrucción frente al mar” y “Saverio, mi cruel”, "un espectador contemporáneo debe poder entretenerse y conmoverse con un texto escrito en otro tiempo como si hubiese sido creado ayer mismo, ése es el valor de un clásico".

Y señaló que cuando vuelve a un texto que pondrá en escena, en esa primera lectura "nada ingenua ya que sé que va a ser reversionada y `sacudida`, ya aparecen las primeras imágenes que luego quedarán, aparece un color, una atmósfera y, la mayoría de las veces, el `cómo` contaré aquella historia en mi presente artístico y personal".

"El trabajo que hice sobre `Barranca abajo` -reveló- fue a partir de dos premisas básicas: replanteo de la estructura dramática y revisión de la profundidad psicológica de los personajes”.

Dib redondeó que “en `¡BarrancAbajo!` el devenir dramático apunta a contar esa carrera hacia la nada que padecen los personajes. El título como un grito desesperado, vivo, nada inmóvil, con su doble consonante sonora, es el sentido general del texto y de la puesta en escena".

Su texto muestra a un hombre -Zoilo- en el momento último de su vida cuando la memoria viene a hostigarlo y a obligarlo a transitar de nuevo los embates de su trágico destino. La fragmentación y la reiteración son algunos de los mecanismos dramáticos a los que se apeló para esta nueva narración del clásico.

"Eso, respecto a la estructura dramática -dijo el teatrista-. En cuanto a la carnadura de los personajes, allí viene mi intervención como escritor cauteloso. El planteo de los personajes de Sánchez, por una cuestión de estilo, son más monolíticos para un lector actual".

Por eso, pequeños diálogos fueron agregados para poder "entender" por qué estos personajes actúan como actúan, por qué una hermana, Rudecinda, es tan dura con su sangre, como lo es Zoilo, por ejemplo. "Así, siguiendo el registro discursivo de Sánchez, rural y lírico a la vez, reconstruí y recreé algunos textos", añadió.

"La propuesta trata de una convivencia de una palabra quizás lejana en el tiempo con una modalidad artística y actoral más próxima al espectador contemporáneo -indicó-, por eso decidí mantener el discurso campero y las pocas referencias temporales que da el texto, cuestión donde para mí radicaba el desafío de poner este texto en escena".

En la convivencia de una literatura dramática de principios del siglo pasado y una estética contemporánea es donde se planta la propuesta artística de "¡BarrancAbajo!"; un espacio escénico despojado, un vestuario atemporal, un planteo lumínico de la maestra Leandra Rodríguez y, por sobre todo, el tratamiento de los registros actorales, son los pilares de esta mirada del nuevo siglo.

Lejos del arquetipo gauchesco original del texto, los actores abordan sus personajes desde un lugar más visceral y mundano, lo que, reveló Dib, "implicó un profundo trabajo. Los actores ofrecieron su vasta formación y oficio a la búsqueda de este lenguaje escénico y actoral en un proceso que fue un lujo".

El acercamiento estético atravesó los tiempos, frente a lo que sostuvo que "es inevitable hablar del correlato de este texto con la actualidad; el sentido de la pérdida de la tierra, de un hogar y con ellos, de la propia identidad, nos atravesó en nuestro proceso creativo, teniéndolo muy presente”.

“Todos nosotros -repasó- sufrimos en el pasado una pérdida de esas características entre los avatares económicos de nuestro país. Pero siempre supimos que el arte nos salvaría".

El elenco de "¡BarrancAbajo!" está integrado por Oscar Mercado, Adriana Quevedo, Silvia Pastorino, Carolina Godoy, Cecilia Román Ross, Pablo Tolosa y Raúl Sánchez, todos ellos con sus correspondientes actores sustitutos y las funciones en el complejo sito en San Jerónimo 66, serán los días 25 y 26 de mayo y 1,2, 15, 16, 23, 29 y 30.

Fuente: Télam

No hay comentarios: