lunes, 6 de mayo de 2013

Asociación Argentina de Actores


Teatro oficial y privados, en la mira

Actores hará un acto en el Teatro San Martín sobre este asunto

"Tenía planeado hacer otra obra en el Teatro San Martín, pero apareció esta [pieza de Pinter para montar en el Picadero] y no pude decir que no", dijo a Clarín, hace unos días, el director Ciro Zorzoli. El año pasado, Ciro, creador inobjetable, montó en el Presidente Alvear Las criadas , un trabajo coproducido por el Complejo Teatral y el dueño del Picadero (Sebastián Blutrach) junto con Pablo Kompel (el señor de La Plaza).

Su comentario hace pensar que, en estos momentos, para algunos directores vendría a ser lo mismo trabajar en la escena oficial que en la comercial. Algo que, hace un tiempo no muy lejano, no sucedía. ¿Será que la escena comercial elevó su nivel de riesgo artístico? ¿O será que la programación de la escena oficial, sea por gestión y/o por falta de presupuesto, disminuyó su nivel de riesgo de tal manera que corre el peligro de perder el valor simbólico (o real) que históricamente la ubicaron como faro del teatro porteño?

El debate sobre las coproducciones en las salas públicas con privados es complejo y necesario. Y es tan complejo que no admite conclusiones terminantes. De hecho, hay otro tipo de asociaciones en las que la lógica de lo privado no termina fagocitando la cartelera de un teatro estatal. Hay varios ejemplos que tomaron cuerpo en salas cuyas administraciones pertenecen a distintas fuerzas políticas. Veamos: La multitud , de Federico León, se estrenó en el Tacec, de La Plata; Melancolía y manifestaciones , de Lola Arias, en el Cultural San Martín, y, en poco tiempo, se viene Proyecto c ineastas, de Mariano Pensotti, en el Complejo Teatral, cuyo elenco, justamente, parte hoy a Europa para su estreno mundial. Las tres responden a coproducciones entre salas estatales con organismo y/o festivales internacionales tanto públicos como privados. Para estas obras, las salas alternativas porteñas ya no son el marco adecuado. La misma arquitectura de los teatros independientes como los requisitos técnicos que tienen estas obras impiden que se desplieguen en esos espacios. La respuesta fue crear estos mecanismos.

El tema de las coproducciones es uno de los tantos ítems que la Asociación Argentina de Actores expondrá el jueves en un acto que harán en las puertas del San Martín. A una cuadra está el Alvear. Allí se presenta El jorobado de París , obra de Pepe Cibrián, estrenada hace dos décadas en la escena comercial. En esa misma sala, hace dos años, se presentó Hamlet , una coproducción que atravesó días de huelga por falta pago. El conflicto hizo que se pusiera la lupa en el modo en que el teatro público se asocia con privados.

A la luz de la nueva convocatoria de Actores, el tema vuelve a abrirse.

Fuente: La Nación

No hay comentarios: