domingo, 12 de mayo de 2013

Adriana Barraza: Adriana Barraza cumple 40... de actriz y Dos amores y un bicho



Adriana Barraza: por partida doble

La actriz mexicana, que fue candidata a un Oscar, ofrece un unipersonal, y otra obra junto a su marido argentino y su hija.

“Yo quería festejar mis cuarenta años como actriz. Porque si no se lo festeja uno, ¿quién lo va a hacer? Y como soy actriz de teatro, qué mejor que hacerlo en un escenario”, dice Adriana Barraza. Y ella tiene motivos de sobra para celebrar. La actriz mexicana que fue candidata a un Oscar por su rol secundario en la película Babel, de Alejandro González Iñárritu, está en Buenos Aires, adonde viene seguido, pero la novedad, esta vez, es que está haciendo teatro aquí. Y por partida doble que engloba el título de Me doy el gusto. Durante mayo presenta el unipersonal Adriana Barraza cumple 40... de actriz y la obra Dos amores y un bicho, junto a su marido, Arnaldo Pipke y su hija, Ana Carolina Valsagna, ambas en El Picadero (ver Información).

¿Cómo surgió la idea de hacer teatro en Buenos Aires?

Pues mi hija Ana Carolina, que vive en la Argentina, me presentó a la directora Erika Halvorsen (la misma de La hija de Dios) que es un amor de persona y estuvimos platicando durante un año, y así encontramos el proyecto del unipersonal que ella también dirige. En cuarenta años de carrera imaginate todas las anécdotas que surgieron y todo lo que tuvimos que descartar. Pero además buscamos una narración con la que se pudiera identificar mucha gente. Erika me ofreció traer el material acá y para mí es un placer y un honor por la tradición de teatro que hay en la Argentina. Además de un gran responsabilidad, claro. Y así pasa mi historia desde mi infancia en Toluca, México, donde nací, hasta mi candidatura al Oscar. Y después apareció el otro proyecto de Dos amores y un bicho, en donde me doy el gusto de trabajar junto a mi marido y a mi hija. Y buscamos una obra que nos reuniera en el escenario, porque fuera de él ya trabajamos juntos en la escuela de actuación que tenemos en Miami.

Esta obra ya la estrenaron en México, ¿cómo fue compartir el trabajo en escena con ellos?

Nos permitió comunicarnos de una manera muy particular. La obra tiene que ver con esas cosas no dichas, de lo que no se puede hablar y de las malas estructuras que tienen todas las familias y nosotros no somos la exepción. Todos tenemos que pelearla, pero ahora también exorcizamos un poco en el escenario.

Barraza está acostumbrada a una vida un tanto nómade. Con su marido, que es argentino, viven entre Miami y Buenos Aires, donde está gran parte de la familia, y cada tanto vuelve a su México natal a visitar a otra parte de la familia.

A pesar de su trayectoria en cine, teatro y TV (trabajó en telenovelas mexicanas como actriz y directora de actores) y también como maestra de actuación, Barraza es de una humildad que enternece. “Siempre me pregunto frente a un proyecto ¿me irá bien? porque nunca hay que ser soberbio; yo soy muy agradecida”. Mientras sigue con un pie en Hollywood (espera el estreno de Mariachi gringo, con Ashton Kutcher) anuncia: “Cuando me retire quiero tener un teatro”.

Fuente: Clarín

No hay comentarios: