martes, 12 de marzo de 2013

Mariana Percovich: Jocaste



De mujeres intensas

Con la actriz canadiense Julie Vincent, la directora uruguaya presentará tres funciones de Jocaste, una visión que busca acercar el teatro clásico griego a un lenguaje contemporáneo.

Autora de Extraviada, Medea del Olimar y Clitemnestra, la directora uruguaya Mariana Percovich siempre se sintió tentada a darles un lugar de importancia en sus obras a las mujeres de los mitos clásicos. En estos días, bajo su propia dirección, la actriz canadiense Julie Vincent, responsable artística del grupo Singulier Pluriel de Montreal, realizará tres funciones de Jocaste, obra de Percovich que revela, en trance poético, los sentimientos de la madre y esposa de Edipo mientras pasa revista a su trágica historia. “Por mi formación en Letras, la tragedia siempre fue un lugar familiar”, afirma Percovich en diálogo con Página/12, antes de aclarar que el montaje que realizó de Ayax, de Heiner Müller sobre la tragedia de Sófocles, así como sus clases de dramaturgia con Sanchís Sinisterra, la reconectaron con el mundo de los mitos griegos.

Presente en varias ediciones del Festival de Teatro Mercosur, en Córdoba, Percovich presentó en 2001 Proyecto Feria, espectáculo que se realizó en varios mercados de la capital cordobesa, el cual proponía diversos relatos articulados por una historia de amor que concluía en malos términos. La experiencia tomaba elementos del melodrama, el tango y el Carnaval, y su objetivo era conectarse con gente no habituada a la sala teatral, algo que la directora definió en su momento como una necesidad de las nuevas generaciones de actores y directores que buscan cambios en las formas de generar teatralidad.

–La obra fue escrita en 2002. En esa época su nombre estaba muy ligado al teatro realizado en espacios públicos. ¿Cómo fue desarrollando dos estilos dramatúrgicos tan diferentes?

–Mi camino como dramaturga y mi carrera como directora se fueron forjando juntas. Pero la dramaturga fue aprendiendo a escribir más allá de si la directora quería o no montar ese texto nuevo que había escrito. Hoy me encanta cuando mis textos vuelven a vivir y los montan otros.

–¿Por qué eligió el personaje de Yocasta?

–La potencia del asunto, el gigantesco fantasma y el tabú que representan, me desafiaron. También todo lo que se había escrito sobre el particular. Me encantan los personajes femeninos complejos. Y escribir para actrices, para darles la posibilidad de explorar sobre personajes femeninos intensos.

–¿Intensos en la medida en que sus actos salen de lo común?

–Me encanta darles voz a mujeres que hicieron cosas “raras” o “locas”: mi Yocasta, mi Iris de Extraviada, mi Medea del Olimar y mi Clitemnestra son mujeres que se hacen oír. Y pobre de aquel que intente taparles la boca, que se cuide...

–¿Hacia dónde apuntan los cambios efectuados por la actriz y el director?

–Julie sintió necesidad de agregar textos, que se verán en itálica en los subtítulos que se proyectarán. Ella los integra en la escena codificando algo así como sueños o pensamientos de Yocasta. Dialogan con mi texto, que es más crudo y concentrado, y le permiten a la actriz fluir mejor en la escena.

–Ya sea desde lo formal o desde la resignificación, ¿qué cuestiones se tienen en cuenta cuando se intenta una aproximación contemporánea a un mito clásico?

–En mi último trabajo, Clitemnestra, falso monólogo griego, siguiendo a la helenista Nicole Loreaux, traté de leer a los mitos y los griegos desde una perspectiva contemporánea, además de buscar en el lenguaje el tono afín al espectador de hoy. En la obra, el público estaba dividido por géneros, de modo que Clitemnestra sólo tenía mujeres en el público y Agamenón, solamente hombres. A partir de esta experiencia pudimos hacer una versión de La Orestíada en un banquete contemporáneo.

–¿Cómo es la dramaturgia que está desarrollando actualmente? ¿Se puede hablar de cambio o de continuidad?

–Creo que se trata de una evolución casi natural. Desde textos breves como los de Te casarás en América, de 1995, hasta mi última obra, Clitemnestra..., ha habido una intención de aprender haciendo. Y de emprender un viaje de la mano de mujercitas intensas.

* Jocaste, hoy, mañana y el jueves 14, a las 20.30 en El Extranjero Teatro, Valentín Gómez 3378.


Fuente: Página/12

No hay comentarios: