miércoles, 9 de enero de 2013

Tango feroz


Hay ideas que no se venden

Ariel del Mastro es un innovador, y una vez más lo demostró. Superó la prueba de llevar una película a las tablas, y le regaló al público una obra para disfrutar en este verano porteño.

"Tango feroz". Idea y dirección general: Ariel Del Mastro. Guión: Aida Bortnik y Marcelo Piñeyro. Adaptación: Joaquin Bonet. Elenco: Fernando Dente, Florencia Otero, Federico Salles, Germán Tripel, Tony Lestingi, Eliseo Barrionuevo, Mariu Fernández, Sofía González y Federico Llambi. De miércoles a domingo, a las 21, en el teatro Tabarís, Corrientes 831.

El martes en el Tabarís, se respiraba aire de rock, aire joven, aire libre. "Tango feroz", la exitosa película de Marcelo Piñeyro que batió todos los records hace veinte años, tuvo su debut en forma de pieza teatral a través del talentoso Ariel Del Mastro. Entre canciones, romances y sueños de un mundo mejor, se logró reflotar una historia inolvidable y demostrar que muchos, como el mítico José Alberto Iglesias, más conocido como "Tanguito" (1945-1972), vivieron su vida en libertad y fieles a sí mismos, a pesar de todo.
Con la trama de amor entre Tango (Fernando Dente) y Mariana (Florencia Otero) como eje conductor, la obra muestra a un grupo de jóvenes rebeldes, soñadores y con ganas de cambiar el mundo. Un puñado de almas llenas de ideas y proyectos desinteresados, que a cada momento se manifiesta en contra de los designios de la sociedad, las figuras establecidas, y todo lo que tenga que ver con respeto al orden.

TIEMPOS DIFICILES
Suenan "El amor es más fuerte", "Amor de primavera" y varias más en el célebre bar-teatro La Cueva, cuna del rock argentino y el lugar elegido por Tango y sus amigos Pedro (Federico Salles), Willy (Germán Tripel), Juan (Eliseo Barrionuevo), Silvia (Mariu Fernández), La Negra (Sofía González Gil) y Fernando (Federico Llambí) para hacer música, pero las cosas se complican.
"Se va a venir algo muy pesado pibe" le dice a Tango el "Lobo", un policía encarnado por el experimentado Tony Lestingi, y no se equivoca. El músico es encarcelado un año por supuesto tráfico de drogas, los derechos de autor de "El amor..." son vendidos por su amigo Willy, y al salir de la cárcel nada es como era para el tan complejo como talentoso artista.
Quien tuvo la oportunidad de ver la película de 1993, sabe lo que viene luego pero no se puede frenar la emoción.
El grupo de actores jóvenes interpreta a la perfección cada parte del argumento y cada escena, incluso aquellas emblemáticas donde Tango y Mariana consuman su amor (con un desnudo total de Dente y Otero incluido), o la del cierre de La Cueva con "Presente" sonando de fondo, respeta a rajatabla la esencia del filme.
Ariel del Mastro es un innovador, y una vez más lo demostró. Superó la prueba de llevar una película a las tablas, y le regaló al público una obra para disfrutar en este verano porteño.

Fuente: La Prensa

De miércoles a domingo, a las 21, en el teatro Tabarís, Corrientes 831.

No hay comentarios: