martes, 13 de noviembre de 2012

Mariana Levy: La carne de tu ex en el freezer



La separación se vive con humor

Una anécdota personal se convirtió en una divertidad obra de teatro donde se mezcla el stand up con recursos audiovisuales.

Una pareja, el fantasma recurrente de una ex y unos insólitos tuppers en el freezer pueden ser la comprobación de que a veces hay relaciones que no pueden dejarse atrás. Basada en una experiencia personal (encontrar frizada la última comida que una ex le preparó a su pareja hace siglos), Mariana Levy escribió una obra con elementos de stand up y sitcom donde vale todo menos aburrir.
Así, en La carne de tu ex en el freezer (que va todos los jueves a las 21:30 en Ofelia, Honduras 4761), los personajes se desdoblan y aparecen representados por distintos actores, y la problemática de la ex pareja (ese tabú tragicómico que cada tanto horada una relación) se disecciona a través de la autoparodia, los recursos audiovisuales y/o musicales, y la carcajada lisa y llana. "Es una obra que extrema situaciones que todos vivimos o fantaseamos", cuenta Macarena Albalustri, que lleva el papel principal de Mariana, el alter ego de la directora, pero en plan catártico. "Me pasó que amigas de ella me dijeran que hasta tengo gestos de Mariana y yo no lo puedo creer. ¡Porque somos muy diferentes! Nos conocemos mucho porque trabajamos y estudiamos juntas. Pero fue un procedimiento formal", aclara sobre la mímesis entre ambas que se ve reflejada sobre las tablas.
"Mi personaje tiene dos caras: una eufórica, extrovertida; y la otra un poco más profunda, que habla del dolor y de estar triste. Por eso, la obra tiene algo de stand up donde la euforia desaforada convive con un subtexto más triste, sin el cual todo sería una pose", reflexiona la actriz, que carga con una importante exposición física durante la obra. "Es un desafío porque es un personaje distanciado de mí. Yo no soy tan extrovertida y chocante como sí lo es el personaje que escribió Mariana. Soy más bien melanco. Y la historia te lleva a vincularte con tus propias pérdidas", asegura.
Pero nada en La carne... es lo que parece. Y cuando el peso de Albalustri empieza a sentirse un poco asfixiante, entra en escena el resto de los personajes involucrados: por un lado Verónica, la mismísima ex, interpretada por Vanesa Butera dentro de un sachet de cartón; pero también El Gallego, el ex en cuestión, encarnado por Conrado Busquier, un actor español; y hasta la Mariana del futuro, en una versión idealizada (y embarazada) de sí misma llevada adelante por Sofía Wilhelmi.
Entre los cuatro llevan la problemática de la separación a su climax más gracioso pero también más existencial. "A la gente la historia le llega por distintos lados porque interpela ese momento muy especial del fracaso amoroso y lo hace desde un formato muy contemporáneo. Por eso pega mucho", concluye Macarena. Y la respuesta del público hasta ahora (salla llena y carcajadas constantes, la hora y pico de función), le da la razón.

Fuente: Tiempo Argentino

No hay comentarios: