sábado, 3 de noviembre de 2012

Estado de ira

Un obra que barrió con la idea de circuitos

Los distintos circuitos de producción teatral parecen estar redefiniendo su identidad. Todo está tan mezclado que es posible que el Centro Cultural Rojas, claro espacio de experimentación, programe a una obra de Ricky Pashkus; o que la escena oficial naturalice la lógica de producción comercial como si fuera natural (y lógico desde la lógica del mercado).

En medio de este panorama algunos espectáculos dibujan extraños y personales recorridos por los diversos circuitos teatrales a fuerza de un desparpajo que se las ingenia para no perder identidad. Uno de estos casos (ni es el primero ni será el último) es Estado de ira , el espectáculo de Ciro Zorzoli. La obra se estrenó en el circuito oficial (Teatro Sarmiento). Fue, lo que se llama, un éxito. Al mismo tiempo, y con buena parte de su numeroso elenco, había otro espectáculo, llamado Exhibición y desfile , que replicaba el Estado de ira . Ese "otro" se ofrecía en una sala de la periferia del off y era, esencialmente, mágico. Estado de ira se fue a Madrid a cosechar nuevos aplausos. A la vuelta, la cosa llegaba a su fin; pero no.

El elenco (Paula Barrientos, Diego Velázquez, Diego Rosental, María Inés Sancerni, Pablo Castronovo y siguen los nombres) reparó en la "franja negativa" de la escena comercial (o sea, hacer función los lunes). Ése fue el año pasado, y el actual, en el Metropolitan. Hasta esta semana, el papel central recayó en Valeria Lois. Desde pasado mañana, vuelve Barrientos como para cerrar (?) un ciclo. Barrientos es la misma actriz que un productor la convirtió en Vicky, de Graduados . ¿Dónde la "descubrió"? En Estado de ira, obvio.

Fuente: La Nación

No hay comentarios: