viernes, 2 de noviembre de 2012

Analía Rosenberg



Raquelita, la virtuosa pianista de Los Amados

La nena sube al escenario, se acomoda el pelo y el vestido y se sienta al piano. Muy seria, se concentra en la partitura y comienza a tocar un solo que provoca el aplauso espontáneo del público. Saluda con un gesto tímido y vuelve a mirar el piano. El Chino Amado, líder del grupo que fusiona música, humor y teatro, le pregunta cómo se siente y ella responde en hebreo. El carismático cantante la presenta como "Raquelita Jarsinsky, una niña judía salida de un kibutz de Nicaragua". Los espectadores la ovacionan y Raquelita sonríe, orgullosa y asustada.

Apenas aparece queda claro que Raquelita no es una nena cualquiera. Prodigio del piano, a los once años se luce en el grupo de música latina creado por Alejandro Viola (El Chino). Analía Rosenberg, la pianista y compositora detrás de Raquelita, sabe que el personaje es el centro del show y lo disfruta, aunque es tímida como la niña.

Hace diez años que Rosenberg se integró a Los Amados. Tenía 21. Viola buscaba una joven voluptuosa para sumar a la banda y se encontró con una chica menuda, con rostro aniñado y pocas curvas. La escuchó tocar y decidió inventar un papel a su medida. De familia judía, habla hebreo y comenzó a estudiar piano clásico a los ocho años. "Fui a una escuela de música popular -cuenta-. Era prolija y estudiosa y tenía un maestro exigente. Siento que ya conocía la imagen de la niña clásica y virtuosa."

Antes de Los Amados, Analía jamás había actuado. Ni siquiera había imaginado que algún día cantaría canciones infantiles y bailaría danzas judías, como hace en el espectáculo El Danzón de Los Amados, que se presenta en el salón Siranush hasta fin de mes. "No se sabe si Raquelita está enamorada del Chino o si él es la figura paterna que la protege. Es una situación ambigua que me divierte. Con eso jugamos en el escenario."

Fuera de Los Amados, Rosenberg integra un grupo de música francesa, La Impertinente Señorita Orquesta. Es un cuarteto femenino que durante este mes grabará su primer disco, con temas compuestos por ella. Este año ganó el premio Argentores por la música de Bajo once metros de cemento, su primer trabajo para teatro. "Me gusta estar arriba y abajo del escenario. Cuando hago de Raquelita, siento que la ficción me resguarda. No por casualidad Alejandro me propuso un rol así. Lo vio en mí. Muchos creen que soy una nena. Hay gente que, después de la función, llegó a preguntar: '¿Cómo le permiten tocar a esta hora?'.


Fuente: ADN Cultura

No hay comentarios: