martes, 16 de octubre de 2012

El túnel: Roberto Ibáñez




"El texto de Sabato es el verdadero convocante"

Una adaptación de la célebre novela vuelve a los escenarios locales después de 16 años, protagonizada y adaptada por Roberto Ibáñez.

Luego de recorrer Latinoamérica y gran parte de Europa, una de las obras más celebradas de Ernesto Sabato vuelve hacia el lugar desde donde partió, sólo que en formato teatral. Por eso, el reestreno formal de El túnel es una realidad que durante los domingos por la noche toma el escenario El Tinglado para traernos el particular imaginario de uno de nuestros mejores escritores.
Estrenada en una primera instancia casi a mitad de los años '90, la obra protagonizada y adaptada por Roberto Ibáñez, regresa al circuito teatral para seguir conmoviendo como lo hizo en sus inicios, antes de partir a otros continentes. "Es un proyecto que tiene una lectura de la adolescencia, algo que generó una marca en mi cabeza. Luego, mucho después, en el año '96 y por razones familiares, debía ir a vivir a Londres. Entonces comencé a buscar un material que sea muy argentino para llevar algo armado para trabajar en Europa. Y en esa búsqueda apareció El túnel, pero en cuanto comencé a leerlo me di cuenta que era lo que tenía que llevar", aclara Ibáñez.

–Adaptar una novela siempre es difícil. ¿Qué complejidades encontraste en el texto de Sabato?
–En realidad, la novela es muy teatral y eso ayuda. Al estar escrita en primera persona, no me ofreció grandes dificultades, aunque la mayor tarea consistió en eliminar y desprenderme de momentos y de textos que me resultaban muy atractivos porque me complicaban la construcción dramática en escena.
–La primera versión data del '96. ¿Hubo algún cambio?
–Al revisar el texto le hice algunas caricias, más que modificaciones, porque no lo necesitaba tanto. Luego, con Andrés Bazzalo, director en aquella oportunidad y también en esta, se le introdujo algunos cambios mínimos en la puesta.
–Con la obra viajaste muchísimo. ¿Qué recepción tuvo afuera?
–La respuesta fue sensacional en todas partes. En España siempre tuvo mucho público, y lo mismo pasó con Francia e Inglaterra. En Rumania fue algo multitudinario. Hay mucha gente que leyó la novela porque fue traducida a 29 idiomas. En Bulgaria tuvimos una audiencia enorme también, lo mismo en Chile. El texto de Sabato es el verdadero convocante. «

Sábato vio la obra

Otras experiencias. El túnel, la novela escrita por Ernesto Sabato en 1948, tuvo correlatos tanto en televisión como en cine, y es sabido que estas experiencias no resultaron artísticamente de su agrado. "Él pudo ver la obra", dice Ibáñez al recordar su contacto con el escritor. "Primero tuve el trabajo de convencerlo para que la autorizara. Él había estado reticente porque había tenido una experiencia cinematográfica con una versión que se hizo en los Estados Unidos, y que no le había gustado nada. Por eso estaba receloso de verla en teatro. Pero luego vio el ensayo general, le gustó muchísimo, tuvo palabras muy lindas, y confesó que había venido con un poco de miedo porque temía que el texto, al ser llevado a un hecho teatral, fuese algo peligroso. Más tarde nos felicitó a todos. Ese momento fue muy importante para nosotros. Después vino a verla varias veces porque lo disfrutaba."


Fuente: Tiempo Argentino

No hay comentarios: