lunes, 24 de septiembre de 2012

Conferencia sobre nada


Un tributo a la quietud

La obra, dirigida y protagonizada por el texano Bob Wilson, está basada en un ensayo sobre el silencio, de John Cage.

Luego de trece años, el texano Bob Wilson retorna a Buenos Aires para presentar mañana, en el San Martín, la única función de su reciente versión de Conferencia sobre nada , escrita por John Cage (1912-1992). El director estadounidense, además, será el protagonista de esta performance basada en un texto en el que Cage reflexiona sobre el arte, la música y sobre todo, el silencio y la quietud. De hecho, el texto que sirve de base para la performance es parte del libro de ensayos Silencio , publicado en 1961. Es decir, se trata de un material no pensado estrictamente para la escena, que Wilson intervino con su particular lenguaje, donde combina recursos ligados a la música y las artes visuales.

Esta función especial pertenece al “Evento Cage”, en el que se homenajea al compositor, a cien años de su nacimiento. En ese marco, uno de los puntos más altos es Conferencia sobre nada , estrenada por Wilson hace poco más de un mes en la Jahrhunderthalle de Bochum, Alemania, una serie de galpones y naves industriales del siglo pasado que fueron declarados monumento histórico nacional.

Cuenta el director, nacido en 1941, que conoció el texto de Cage “cuando estudiaba arquitectura en Nueva York. Leí Silencio y fue una profunda influencia para mi trabajo, porque planteaba una forma radical, nueva y diferente de cualquier otro modo de pensamiento. Ese libro fue también mi acercamiento a una forma de libertad absoluta, porque no tenía un orden de lectura, podías leerlo desde el medio o hacia el final o del final hacia el inicio. Me llamó particularmente la atención Conferencia sobre nada , porque hacer nada puede ser muy difícil. A menudo, mi trabajo en el escenario siempre ha sido estático”. O sobrio, se podría agregar, con acciones mínimas y un potente diseño lumínico. Entre las obras emblemáticas de Wilson se encuentran Einstein on the Beach , de 1976; y CIVIL Wars , de 1983 basada en fotos de la guerra de Secesión.

En el ‘99, dentro del Festival Internacional de Buenos Aires, Wilson presentó Persephone , sobre textos de Homero y música de Philip Glass. El texano compartió la grilla con otro pope de la escena mundial: Peter Brook. También vinieron Christoph Marthaler y Romeo Castelucci.

Fuente: Clarín

No hay comentarios: