sábado, 4 de agosto de 2012

Proteatro e Instituto Nacional del Teatro


De marchas en marcha

Críticas hacia Proteatro y el Instituto Nacional del Teatro

Clima de tensión entre teatristas porteños y los organismos destinados al fomento de la actividad escénica no oficial. Las quejas por el no pago de subsidios (o por su demora) apuntan tanto hacia el gobierno porteño, por Proteatro, como al gobierno central, por el Instituto Nacional del Teatro.

Durante esta semana, dueños de salas, directores, actores y dramaturgos tuvieron varias reuniones. En la del jueves, definieron una marcha que realizarán el miércoles, a las 12, frente a la Casa de Cultura del gobierno porteño. Allí está el despacho de Hernán Lombardi, ministro de Cultura, y las oficinas de Proteatro. Según el comunicado, "la situación se ve agravada por una ausencia de comunicación entre la instancia oficial y la comunidad teatral".

A juzgar por un informe de Proteatro, hasta el jueves 26 de julio, en lo que hace a subsidios de salas, se aprobaron a lo largo de este año 95 solicitudes. Hasta la fecha se cobraron 4. En lo que hace a subsidio a proyectos especiales, se aprobaron 47 y sólo han llamado a firmar a 18. Según estima César Mathus, de la dirección de dicha entidad, los trámites que los beneficiados firmen este mes "recién lo cobrarían en noviembre". Sumado a eso, del año pasado quedaron pendientes 146 proyectos que serán pagados este año.

Consultado Hernán Lombardi, el funcionario despliega una línea argumental basada en dos puntos: uno, señalar el aumento presupuestario que ha tenido Proteatro. De hecho, pasó de 4.029.000 pesos, en 2011; a 10 millones (aumento que, vale aclarar, fue reforzado por la Legislatura y, vale también aclarar, el Ejecutivo no vetó). Por otra parte, en relación al pago de subsidios, dice y reitera: "Estamos en agosto, el pago de los subsidios va a ir saliendo a lo largo del año. Es una cuestión administrativa".

Falta de diálogo

¿La marcha del miércoles acelerará el "tiempo administrativo"? Por ahora nadie lo sabe. El reclamo sí parece haber acelerado los tiempos en el Instituto Nacional del Teatro (INT). Por lo pronto, el jueves envió un comunicado en que se afirma que, a lo largo del año, ya se aprobaron, y rindieron, 3.340.170 pesos. "Aquello pendiente de ejecución se encuentra siguiendo su tramitación o a la espera de la documentación requerida a los beneficiarios", dice la información.

Guillermo Cacace, miembro de Artei (Asociación Argentina del Teatro Independiente), interpreta la acción del INT: "Nosotros, los teatristas, no es que hayamos montando en cólera sin justificación alguna. Como el reclamo tomó estado público en el Instituto se apuraron a pagar. Claro que más allá de ese aspecto hay otros puntos en juego. Por ejemplo, hicimos un documento junto a otros organismos con propuestas de trabajo, se lo entregamos a la dirección del INT y, hasta el momento, no tuvimos respuesta ni de Guillermo Parodi, director ejecutivo, ni del Consejo de Dirección. Se nos prometió una mesa de trabajo y eso tampoco se concretó".

El otro Guillermo, Parodi, dice haberse enterado de las quejas por las redes sociales y por cadena de mails. Cuando se le aclara que esas cadenas son producto del encuentro real de personas físicas en lugares físicos, agrega: "Ponen en la misma bolsa la situación de Proteatro con la del INT. Por eso, para aclarar la situación, enviamos una información con todos los montos otorgados y los pagos realizados. Probablemente si ha existido una demora en los pagos se debió al cambio de gestión".

¿Por qué, entonces, el malhumor? "Es una pregunta difícil de contestar -responde-. Los ánimos deben estar caldeados, pero hay que llamar a las cosas por su nombre. Por ese motivo enviamos un comunicado para explicar la situación de los pagos, que están al día, y por eso establecimos mesas de diálogo, como la que tenemos con Actores."

-Sin embargo, otro sector de la comunidad reclama un ámbito de trabajo en común.
-Ellos esperaban un gesto por parte del INT y la reunión se dio. Si vuelven a solicitar un espacio de diálogo lo volveremos a establecer. Más allá de sus crisis, el Instituto quiere acompañar a toda la gente de teatro.

Fuente: La Nación

No hay comentarios: