jueves, 9 de agosto de 2012

Diego Starosta: Manipulaciones III


El actor, en el centro de la escena

Diego Starosta y su grupo El Muererío "manipulan" al sainete y a la tragedia

Se define como un investigador, aunque no académico. Lo suyo pasa estrictamente por la práctica teatral y, en lo específico, en la actuación pone su máximo centro de atención. Diego Starosta, quien acaba de recibir el Premio Trinidad Guevara en el rubro Mejor Director por su espectáculo Manipulaciones II: Tu cuna fue un conventillo (a partir del texto de Alberto Vaccarezza), se apresta a estrenar, el próximo jueves, el fin de una trilogía denominada precisamente Manipulaciones, que comenzó con Bacantes de Eurípides y que terminará con El banquete, una aproximación teatral a El matadero de Esteban Echeverría. "No soy un recibidor de premios -dice el creador-, con lo cual obtener el Trinidad Guevara fue una gran sorpresa. Las obras de El Muererío [así se denomina su grupo] siempre han sido muy respetadas, pero o le gustan a mucha gente o no le gustan. En el caso de Tu cuna., no hubo división de aguas. Fue un trabajo que sentí muy rico en relación con el público."

Y esto es algo que al creador le interesa profundamente. "Para mí la pregunta está siempre ligada a la palabra lenguaje. No soy un teórico, soy un investigador de la acción y me interesa el lenguaje en la actuación. Ante cada material, cada obra, uno tiene que preguntarse por la singularidad de la actuación. Y en cada experiencia me importa crear atracción sobre el espectador, una dinámica de actuación que atraiga."

El camino como director de Diego Starosta comenzó a mediados de los años 90 aunque nunca dejó de seguir actuando, aun en algunos de sus espectáculos. Su última labor fue en Sallinger, en el Teatro San Martín.

Con esta investigación que denomina Manipulaciones comenzó cuando fue convocado para dirigir una residencia del IUNA. Allí montó Bacantes. "Tiene que ver con un proceso de trabajo que no pasa tanto por las obras sobre las que trabajo, sino por el dispositivo de actuación -explica Starosta-. Esto se refiere a una manipulación de actores por actores, como si fueran objetos o títeres. Se relaciona con un trabajo teórico muy rico para mí, muy interesante, que lo que hace es manifestar de manera muy evidente algo que siempre debe suceder entre los actores, que es la relación de tensiones. Tanto la tragedia como el sainete son riquísimos. Te permiten trabajar la actuación con diferentes variaciones. Si montas un Chejov o un texto del siglo XXI no lo podés hacer de cualquier manera. En cambio, un texto clásico o con construcciones más alejadas de nuestro tiempo te posibilita establecer ciertos dispositivos más alejados de la cotidianeidad. Con Bacantes y Tu cuna fue un conventillo me pasó eso."

Es turno de unirse al banquete

En Manipulaciones III es el turno de El matadero y La refalosa.

-¿Y qué sucede con El matadero, donde además partís de la literatura?

-Ahí todo cambia. Es un material más cercano al costumbrismo. No es una obra naturalista para nada, pero hay un trabajo más cercano a lo que podría ser una representación de la realidad.

A partir de una obra original de Gastón Mazieres, que cruza fragmentos de El matadero, de Esteban Echeverría, y La refalosa de Hilario Ascasubi, la acción de El banquete gira en torno a un grupo de amigos, de origen patricio, que re reúne con el fin de celebrar el centenario de la patria. Al cabo de la reunión ellos dejarán ver sus oscuridades más profundas, permitiendo que asomen cuestiones que les atribuyen a otros sectores de la sociedad. Según se destaca: "Una aproximación teatral a la confrontación cultural, social y política que ha signado toda nuestra historia y que puede sintetizarse en la fórmula acuñada por Sarmiento de la lucha entre la civilización y la barbarie".

El elenco de El banquete está integrado por Moyra Agrelo, Diana Cortajerena, Sebastián García, Federico Pérez Gelardi, Luciano Rosini y Claire Salabelle.

PARA AGENDAR
Manipulaciones III:
El banquete: Dirección: Diego Starosta. Teatro: El Camarín de las Musas, Mario Bravo 960. Jueves, a las 21. Desde $ 40

Fuente: La Nación

No hay comentarios: