jueves, 9 de agosto de 2012

Diego Starosta: Manipulaciones III: El banquete. Una aproximación teatral a `El matadero`, de Esteban Echeverría

Una aproximación teatral a "El matadero" en "Manipulaciones III"

Diego Starosta es el director de "Manipulaciones III: El banquete. Una aproximación teatral a `El matadero`, de Esteban Echeverría", escrita por Gastón Mazières sobre una idea de Starosta, que subirá a escena en El Camarín de las Musas este jueves a las 21.

Fundador del grupo El Muererío Teatro, que cumplió 15 años de actividad, el director obtuvo hace pocos días el premio Trinidad Guevara por "Manipulaciones II: Tu cuna fue un conventillo", conocida la temporada pasada.

Sobre su nuevo emprendimiento, Starosta señaló a Télam que puede haber allí algún reflejo indirecto de "El banquete de Severo Arcángelo", de Leopodo Marechal, "pero no es una obra sobre Marechal, sino sobre `El matadero`, del que utilizamos textos en el marco narrativo de una cena entre amigos de familias patricias".

"Si bien el tiempo es apenas una referencia, la acción se ubica en 1910, en el Centenario de la patria, donde esos oligarcas, en una especie de juego irónico, empiezan a representar el texto de `El matadero” como parte de su festejo", añadió.

Así se produce una inversión en el sentido de que esos comensales entran con esa representación en un estado de salvajismo y barbarie, “que es lo mismo que ellos critican de los ‘plebeyos’, más un empleado de la casa que ocupa el lugar del unitario del relato original y es obligado a participar en esa simulación”.

“Es banquete también en el sentido pantagruélico o carnavalesco porque eso es lo que les permite entrar en ese estado salvaje, que de alguna manera es lo que promueve el carnaval para salir de ese status quo de las sociedades organizadas dentro de las normas”, enfatizó.

Según el dramaturgo, “en este soltar de las normas caen en la barbarie y, la idea de la obra, sin intentar un panfleto, es hablar de ese costado bárbaro de los que se llamaban a sí mismos civilizados; una opinión crítica hacia la idea dicotómica argentina de civilización y barbarie”.

“Por eso digo ‘civilización y barbarie’ porque son los civilizados los que necesitan de la barbarie –apuntó- y, tal vez, es la barbarie como resultado del acoplamiento a las normas y el cuidado del status quo; es una obra que trata sobre las eternas dicotomías de este país.” Profundizando la idea, Starosta detalló: “Civilización y barbarie, unitarios y federales, peronistas y gorilas, kichneristas y antikichneristas”, y agregó que su pieza es "una ficción teatral y que mi intención es tan sólo reflejar esas eternas dicotomías”.

“Yo tomo partido por lo que era el federalismo en esa época y estoy hablando de la barbarie oculta e hipócrita que siempre ostentaron las clases dominantes en la Argentina: aquel festejo fue justamente lo opuesto a lo que fue el festejo del Bicentenario, que no fue un acontecimiento de clase”, sentenció.

Por eso, dijo, para él tiene sentido que sus personajes pertenezcan a una familia patricia a los que a partir del juego "se les escapa la barbarie", lo que demuestra desde qué lugar en esta sociedad se ha construido la idea de lo civilizado, lo bárbaro y lo plebeyo.

“Hay también otros conceptos que forman parte del proyecto y tienen que ver con la idea de la comida y del placer asociados, porque desde las clases dominantes siempre se estableció la figura del ‘pater familias’ que sostiene las leyes”, agregó.

Destacó también que la idea del placer asociada a la comida o a la sexualidad “siempre es violenta y extrema, y en la literatura hay pruebas de eso; en este país no existe el hedonismo suave, justamente por una estructura patriarcal, dominante, discriminatoria, clasista”.

“Esta obra es producto de un proceso, una especie de trilogía que surgió del contenido técnico o formal, que son las ‘manipulaciones’, que se inició con ‘Bacantes’ de Eurípides, siguió con ‘Tu cuna fue un conventillo’, de Alberto Vacarezza, y ahora se cierra sobre el ‘Banquete’.”

Para Starosta lo que le da nombre y define la trilogía es la utilización de un dispositivo de actuación, “aunque al mismo tiempo las obras, en relación a ese dispositivo, no son iguales, porque sigue funcionando el concepto de manipulación pero ahora está mucho más desdibujado, los cuerpos están mucho más separados y la manipulación fue trasladada hacia la relación psicológica entre los personajes”.

En relación con la Compañía El Muererío Teatro que dirige, Starosta la describió como un enclave teatral que está siempre a la búsqueda de una expresión singular que construya su identidad.

"Manipulaciones III: El banquete. Una aproximación teatral a `El matadero`, de Esteban Echeverría", interpretada por Moyra Agrelo, Diana Cortajerena, Sebastian Garcia, Federico Perez Gelardi, Luciano Rosini y Claire Salabelle se verá en El Camarín de las Musas, Mario Bravo 960, los jueves a las 21.

Fuente: Télam

No hay comentarios: