jueves, 9 de agosto de 2012

Como por un tubo


Solá y "La Típica en Leve Ascenso" en una comedia trágica musical

El actor y director Miguel Angel Solá, y su grupo La Típica en Leve Ascenso, presentan en el teatro  SHA "Como por un tubo", una comedia trágica musical que cuenta una historia de desencuentros y hallazgos amorosos, ambientada durante los años 50, en clave de radioteatro.

Los juegos con la sonoridad y los múltiples significados de las palabras dominan la narración de los avatares sentimentales y creativos de Alberto Carlos Bustos, empleado municipal y músico, protagonista de la pieza.
Solá le pone el cuerpo a Bustos, hombre primero atribulado por un desengaño del corazón y luego reincidente en las lides amorosas, en una composición solvente capaz de trazar un sutil equilibrio entre el absurdo y el drama, al tiempo que se anima a la percusión y a la guitarra.

La puesta recrea con austera precisión el ambiente de un estudio radial del país, dotado de los plateados micrófonos de pie y el panel que sentencia "En el aire" y deviene un personaje más junto al teléfono de antaño, elemento imprescindible para el crescendo dramático de una trama que tiene momentos poéticos.

Dos marcos vacíos lideran la escena oficiando como una suerte de ventanas, a través de las cuales se impone la realidad ajena al estudio, uno de ellos es el encargado de acercar la presencia femenina -temida y deseada- a cargo de Graciela Baquero, quien aporta su bella voz en las canciones que también integran la historia.

Otro de los marcos que signan la escenografía permite que asome -pantalla mediante- una suerte de sombra chaplinesca, alquimia entre narrador del cuento y alter ego del protagonista, a cargo de Enrique Quintanilla, quien realiza un asombroso trabajo cercano a la gestualidad del mimo y el clown.

Daniel Giménez, integrante fundacional de La Típica, la agrupación creativa que nació en 1983, junto a los actores Juan Leyrado, Carlos Sturze y Oscar Righi (quien luego integró La Bersuit) entre otros, se destaca por su divertido histrionismo y su fuerza para interpretar los temas.

En esta cooperativa que trabaja en el estudio radiofónico se luce también el músico Néstor Ballesteros en piano, acordeón, cajón peruano y orquestaciones, aunque en varios tramos de la pieza las voces de todos pierden fuerza debido a algunos problemas de sonido que padece la sala.

"Teresa la paraguaya", "Enamorado" y "Que nadie se rinda", son algunas de las canciones, cuyos títulos reflejan la diversidad de temáticas del espectáculo, una cualidad que lo torna por momentos algo confuso, aunque el hilo dramático no llega a perderse.

Las tandas publicitarias típicas de la época de oro de la radio cobran protagonismo, al igual que los efectos sonoros a cargo de Giménez, para consolidar la atmósfera de radioteatro e intensificar el humor siempre presente en este relato que roza el drama y el absurdo, casi como sucede en las historias de amor reales.

Las funciones de "Como por un tubo" tienen lugar los viernes, sábados y domingos, siempre a las 20.30, en la sala ubicada en Sarmiento 2255.

Fuente: Télam

No hay comentarios: