martes, 3 de julio de 2012

Gustavo Giordano: Teatro Auditorium y programa Gira


El Auditorium, más allá de la rambla

Gustavo Giordano, director de la sala marplatense, habla sobre el programa Gira y la programación que se viene

MAR DEL PLATA.- El ómnibus parte desde la rambla, cargado con actores, técnicos y lo que se pueda en equipos de iluminación, sonido y escenografía. ¿Destino? Siempre algún punto del interior de la provincia. Todo sea para llevar el teatro hasta esos rincones donde las salas descansan en silencio durante gran parte del año y su comunidad espera que la cultura, a través de una expresión artística, les regale un par de horas de emociones y, si se puede, también les deje una semilla que germine en el lugar: la tentación de interpretar un texto, de dar forma a un elenco que eche raíces o, aunque sea, las ganas de que llegue pronto el próximo espectáculo.

Porque no toda la programación del Teatro Auditorium se limita a la comodidad y bello entorno que ofrece su sala Astor Piazzolla, con capacidad para más de un millar de espectadores. O la calidez de los espacios Roberto J. Payró y Gregorio Nachman y las alternativas que se han abierto con el café teatral Emilio Alfaro, La Bodega, o ya en el puerto y descentralizada, la sala Jorge Lauretti. "Entre tantos que tienen sus vicios, el mío es fundar teatros", cuenta Gustavo Giordano, director de este Centro Provincial de las Artes, que tiene su sede en el complejo Bustillo, lindero con el Casino Central, y durante la última década ha reforzado la idea de llegar con su propuesta cultural y social mucho más allá de los límites de la tradicional rambla.

Hay que echarle un vistazo a la programación de invierno en marcha, que ya vio pasar por estos escenarios a figuras, como el pianista Horacio Lavandera, al grupo Los Huayras y hasta a León Gieco. Y que hace un par de fines de semana tuvo a Leopoldo Federico, al ex Almendra, Emilio del Guercio y a Hugo Varela.

"Creo que hemos consolidado una muy buena programación, variada y con participación tanto de grandes figuras con amplia trayectoria como de artistas locales, que también tienen un lugar destacado en nuestro complejo", explica Giordano, que en 2001 inició su gestión al frente del Auditorium.

Durante este mes, entre el 20 y el 25, pasarán por la sala principal Jaime Torres, Iñaki Urlezaga y Abel Pintos, estos últimos con dos fechas cada uno. Agosto traerá a Soledad Pastorutti, Camerata Bariloche, Lisandro Aristimuño, Raly Barrionuevo y los chilenos Inti Illimani con la peruana Eva Ayllón. Y, en septiembre, Opus 4 con Coral Cármina y El Cigala.

Recuerda el director del Auditorium que al asumir sólo había tres salas, y que generó otras tres que permitieron multiplicar la oferta. Dice que el objetivo es que haya lugar para todas las expresiones, siempre con entradas a costos muy accesibles para que las propuestas estén al alcance de toda la comunidad.

Esa consigna alcanza, incluso, a la agenda de temporada alta. El último verano, el Auditorium volvió a tener un lugar destacado entre las salas con mayor cantidad de público a partir de otro buen verano de Martín Bossi y su obra El impostor apasionado.

Giordano, que en próximos días recibirá una distinción a su trayectoria por parte de la Asociación de Amigos del Teatro Cervantes, anticipa a La Nacion que para el próximo período estival quiere subir a la sala Piazzolla un título que sea puro teatro. Se ilusiona con la dupla Alfredo Alcón y Rodolfo Bebán: "Vamos a ver, pero lo que llegue será seguro un espectáculo importante".

Explica que en materia musical surgen nombres relevantes. En eso, destaca, influye la incorporación de equipamiento de iluminación y sonido que, asegura, es de lo mejor en el mercado. Igual que los proyectores que permiten una calidad de imagen notable para poner en vivo y alta definición las presentaciones del Metropolitan de Nueva York, que ahora se ampliarán con espectáculos del Bolshoi de Moscú y la Filarmónica de La Scala.

La función social

El complejo, que depende del gobierno provincial, busca enriquecer su oferta artística con la posibilidad de ampliar el acceso de estos espectáculos a toda la comunidad. Así algunos tienen entrada gratuita y, en todos los casos, siempre valores accesibles. Las seis salas se abren para producciones locales, algunas particulares y otras compartidas con el teatro. Y desde 2002, se afianzó aquello que comenzó como una aventura para llevar obras a localidades vecinas o de la zona.

"Vamos con los elencos en gira por el interior de la provincia, siempre con artistas locales, y el reconocimiento en cada destino es muy grande", cuenta Giordano, sobre el programa Gira. Se pagan cachets a actores, horas extras a técnicos y las intendencias anfitrionas aportan el alojamiento. "Llegamos con estas expresiones culturales allí donde los empresarios privados no ponen la mira o no tienen interés porque hay poca población o no son lugares teatreros", explica. Además, si se puede y a partir de talleres dictados por los propios artistas, se alienta la formación de elencos locales y estrategias para producir obras a bajo costo.

El aporte social del Auditorium también llega al conjunto de Mar del Plata y su periferia a partir del teatro y talleres que llegan a los barrios y escuelas, donde además se fomenta el desarrollo de pequeñas organizaciones no gubernamentales que permitan estrategias de desarrollo para esas comunidades.

El programa, explica Giordano, se llama La Corte de los Milagros y comenzó con chicos en situación de riesgo, en su mayoría adolescentes, que se capacitan en circo, coro, plástica, danza y distintas actividades, como acciones de sorpresa en distintos acontecimientos, como ocurrió en el Festival de Cine.

Y, cuando comience el receso escolar, el complejo recibirá a más de mil niños por día con su programa A Desaburrir el Invierno. Es una propuesta que lleva 16 años y ha trascendido más allá de los cambios de gobiernos y funcionarios. Gratis o por pocos pesos, los más pequeños disfrutan de actividades recreativas y culturales que siempre tienen un mensaje con proyección de futuro. En este caso, será el cuidado del medio ambiente. "Es una de las propuestas más exitosas y que, por suerte, se ha consolidado como política de Estado", concluyó Giordano.

Fuente: La Nación

No hay comentarios: