martes, 3 de julio de 2012

Flavio Mendoza: Stravaganza



Stravaganza: desembarca en Buenos Aires

El impresionante montaje de Flavio Mendoza, que batió todos los récords en Carlos Paz, se estrena en la calle Corrientes

En perfecto portugués, Flavio Mendoza le responde a un turista brasileño en el ascensor de un hotel. Le llama la atención a este último la altura y los músculos de este hombre de pelo platinado, y sin pudor le hace un paneo vertical con su mirada. La moza que se acerca a tomarle el pedido al coreógrafo se ruboriza y hace de cuenta de que el jugo de naranja fuese para un comensal más. Cuando sale a la avenida Corrientes, en esos pocos metros que separan el teatro del bar, dos desconocidos le piden al coreógrafo sacarse una foto con él.

Mendoza es el hombre del momento. El cuerpo y la mente detrás de un suceso sin precedente. Stravaganza es el nombre de este fenómeno que lo condujo a un pico de popularidad y a la posibilidad de agregar más engranajes a una iniciativa que produce entretenimiento para toda la familia. Este espectáculo, que debutó en Carlos Paz y ahora llega a Buenos Aires, batió todos los récords de la historia en una temporada teatral de verano (no sólo en la plaza cordobesa): 168.000 espectadores eligieron este show cuyo leitmotiv es el agua, y que amasó una recaudación superior a 8 millones de dólares (según estimaciones de LA NACION).

Stravaganza, con producción de Ariel Diwan y Verónica Fucci, fue el espectáculo elegido durante la temporada estival. Realizaba 15 funciones semanales, sus entradas se compraban semanas antes de cada función y, además, el espectáculo que había debutado en diciembre de 2011 prolongó hasta Semana Santa su estadía en las sierras. "Muchos me decían que estaba loco, que al show le faltaban figuras mediáticas. Pero aposté a este formato, que no se sustenta en la popularidad de sus artistas, sino en su talento. Cada uno de los bailarines ocupó el lugar que debía ocupar. Y fueron elegidos por su destreza, como Cinthia Fernández, Gisela Bernal y Noelia Pompa."

Además de acróbata, bailarín y coreógrafo, Mendoza se convirtió en empresario. Tendrá en el verano, de modo simultáneo, tres espectáculos en cartelera (ver recuadro), y en julio suma una nueva escuela de danza, en pleno Palermo Hollywood, a las otras dos que tiene en Rosario y en el barrio de Belgrano.

Mendoza confiesa que está muy nervioso: "Ya tenemos 6000 entradas anticipadas vendidas". El teatro Broadway, propiedad de Diwan y Fucci, se acondicionó especialmente para el desembarco de Stravaganza. Fue necesario una tonelada de hormigón para edificar una columna que sostuviera la piscina donde se realizan varios números de acqua dance, y reforzar la acústica para que la música de este show no ingresase en la sala de Las brujas de Salem, en el piso superior. También montar el escenario móvil, que se eleva y se inclina a varios metros de altura, exigió un gran desembolso por parte de la producción, cuyas cifras no quiso precisar.

-¿Cómo explicás el fenómeno?

-Stravaganza realizó un cambio muy grande en el teatro argentino, no porque no haya cosas buenas, pero sí porque trajo un show bien al estilo Las Vegas, que está a las alturas de esas producciones.

-¿Cuál es la mayor dificultad de montar un espectáculo de estas características?

-Mi mayor locura es el riesgo que tienen todos los cuadros. No puede fallar nada porque el perjudicado y el que puede sufrir un daño tremendo es el artista. Por eso a veces grito y me saco en los ensayos.

-¿Te considerás empresario? Tus escuelas, tus obras, hay un producto que tiene tu nombre y factura muy bien.

-De números no sé nada. Pero dos de mis tres hermanas, Patricia y Adriana, trabajan conmigo y me arman todo, desde los contratos hasta la agenda. Soy una persona de palabra, no entiendo de números, pero delego ese tema en ellas. Yo me cuelgo con los técnicos, estoy en todos los detalles del show, pero no sé de facturación.

-¿En qué te cambió la vida Stravaganza? Me refiero a tu modo de vida a partir de la facturación.

-Con Stravaganza pude calmar mis nervios. Soy el sostén principal de mi familia, siento que ordené mi casa. Vivo enfrente de lo de mi hermana Patricia y le pude comprar un departamento a mi mamá, a la vuelta de casa, donde vive con mi otra hermana, separada y con un padre ausente, y sus dos hijos. Imaginate, yo que soy de circo y tuve una vida nómade, le decía a mi mamá: «Te voy a comprar tu casa propia». Tengo un pasar más relajado, pero de mí depende mucha gente, por eso no hay que dormirse y hay que pensar en crecer. Y además se me van sumando cosas, como los colegios de mis sobrinos, por ejemplo. Hoy estoy superpleno y puedo decir que soy profeta en mi tierra.

Comienza ahora una nueva apuesta para Mendoza y para los productores que buscan repetir el éxito del verano y recuperar la inversión que exigió la refacción de la sala. El precio más caro de una entrada ($ 320) es superior al de Carlos Paz, lo cual se explica por la inflación. Después del récord, Stravaganza se lanza ahora a la conquista de un distinto enclave, a metros del Obelisco.

UN NUEVO ELENCO CON NOVEDADES
Mendoza habla de su otra hermana, con quien lo une la misma sangre artística, la coreógrafa Romina Propato (esposa de Mariano Iúdica), a quien conoció cuando tenía 17 años en una de las tantas filas para presentarse a audiciones. Ella es la mano derecha de Mendoza en sus espectáculos y en este "gran show", tal como lo llama a Stravaganza, y rechaza los demás géneros con los que se lo suelen rotular (music hall, musical, revista, etcétera).

En esta temporada, Diego Reinhold no aportará su cuota de humor al show, responsabilidad que recaerá sobre el uruguayo Maxi de la Cruz. Tampoco estará Gisela Bernal, la coéquipière de Mendoza en las coreografías, ya que está embarazada.

"Está bueno darles posibilidades a las personas. En vez de hacer un casting, pensé en Belén Pouchan, medalla nacional de gimnasia rítmica, quien tiene 19 años", dice, y presenta a su nueva compañera.

Continuarán en el elenco Noelia Pompa y Cinthia Fernández, con sus números de baile y acrobacia, y Lucila Juárez, la hija del popular cantante de tango Rubén Juárez, seguirá con su voz al frente de la banda en vivo, que toca canciones originales y también le rinde homenaje a Soda Stereo.

OTRO VERANO EN CÓRDOBA
Hace algunos días Mendoza volvió a Villa Carlos Paz para estudiar las refacciones que se necesitarán realizar en el Luxor para el espectáculo de la próxima temporada de verano: Stravaganza, estados del tiempo. "Tiene que ver con los climas, pero también con lo que les pasa a las personas con las estaciones. Habrá muchos efectos y se jugará con distintas sensaciones del público. Este nuevo espectáculo dejará de tener un subtítulo en inglés, para enfatizar que es algo bien nuestro", adelanta, y no quiere dar más detalles de este show que lo tendrá como protagonista.

Stravaganza, Water in the arts, que ya se presentó en la villa cordobesa y que el viernes debuta en Buenos Aires, se mudará posiblemente a Mar del Plata, o se quedará en la avenida Corrientes. "Estoy buscando el protagonista, puede funcionar sin mí. Esto no es El show de Flavio Mendoza", dice y, a pesar de que se había rumoreado que Hernán Piquín sería su sucesor, el coreógrafo admite que le encantaría que esto ocurriese, pero, por el momento, no es así.

Así, en diciembre las dos obras divertirán a los turistas en las distintas plazas, mientras el circo Servian, también de Mendoza, continuará de gira por todo el país.

Mendoza también sueña con realizar el musical Priscilla, la reina del desierto (que en cine tuvo su versión con Patrick Swayze). Este proyecto sería el que encararía para el verano 2014. "Quiero que Gasalla sea el protagonista."

DEL CIRCO FAMILIAR A "LEVANTAR VACAS" EN EL ESCENARIO
Mendoza nació en Nogoyá, Entre Ríos, y es quinta generación de artistas de circo. Su papá, un espectador común, se enamoró de la equilibrista, la mamá de Flavio, y pidió su mano. Luego el padre de Flavio se convirtió en catcher y se unió a la compañía. Luego nacieron cuatro hijos, y la familia recorrió el mundo con el circo. Uno de estos destinos fue Brasil, donde Flavio comenzó la escuela, por eso habla portugués.

Fueron innumerables audiciones para distintos papeles las que realizó el joven Flavio, hasta que llegó la oportunidad de trabajar en Aquí está revista, de Darío Vittori. Luego vino un largo período de la mano de Nito Artaza, donde trabajó bajo las órdenes de Reina Reech y de Eleonora Cassano, como primer bailarín y como asistente de las coreógrafas. Hasta que llegó un momento en el que Mendoza se sintió estancado. Por entonces había sido seleccionado para integrar el Cirque du Soleil, junto con Gastón Elie (quien fue el trapecista de Alegría durante 12 años y hoy trabaja en el circo Servian). Artaza le propuso que se quedara con él y fuese el responsable de las coreografías y la estética de sus espectáculos.

"Era conocido, pero no popular. Eso me lo dio «Bailando por un sueño». A mí me parece fundamental poder darle oportunidades a la gente. Me quedan varios años de danza, pero tengo el cuerpo bastante lastimado por haber levantado a tantas mujeres que no eran bailarinas, sino vedettes. Un día voy a hacer un espectáculo que se llame «Me cansé de levantar vacas». Tengo una hernia de disco y los meniscos a la miseria", dice Mendoza, quien sigue una dieta rigurosa cuando realiza temporadas teatrales, y jamás abandona sus sesiones de kinesiología.

En cifras

US$ 8.000.000 recaudación estimada
Considerando una entrada promedio de $ 210 (precios de Carlos Paz).

168.000 espectadores
Es el número de tickets que se vendieron en Córdoba.

940 espectadores
Es la cantidad de butacas para cada función en el renovado Broadway.

$ 180-320 franja de precio
Ese es el valor que tienen las entradas en la nueva temporada porteña.

33 artistas en escena
Sumado a técnicos y asistentes, el número se eleva a 55 personas.

9 funciones semanales
Son las que realizará Stravaganza en la temporada de Buenos Aires.

Fuente: La Nación
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...