jueves, 12 de julio de 2012

Elena Petraglia y Daniel Figueiredo: Ulf




Parte de una dinastía de actores

Llevan casi 50 años juntos, sus hijas son actrices y trabajan juntos sobre el escenario

Ellos forman parte de una muy reconocida familia de artistas. Elena Petraglia y Daniel Figueiredo se conocieron hace 49 años en el Conservatorio Nacional de Arte Dramático y, desde entonces, no sólo decidieron llevar una vida personal juntos, sino además artística. Y como vienen de una familia de artistas también han proyectado esa línea en sus hijas: Malena Figó y María Figueras. Así van alimentando un clan teatral que parecería no detenerse.

"Mi cuñado era Germán Rozenmacher -cuenta el actor-, el primo de Elena era Jorge Petraglia. Mi yerno (pareja de Malena) es Claudio Da Passano y hasta no hace mucho tiempo Daniel Veronese (ex pareja de María) integraba la familia."

Elena y Daniel hace tiempo que buscaban una pieza que estuviera ligada a sus mundos personales. No hace mucho dieron a conocer una obra casi desconocida de Discépolo, Patria nueva, un drama rural escrito en la década del 20 y que en su momento estrenó Libertad Lamarque. Pero la imaginación de Figueiredo recordó un texto que en los años 80 lo había conmovido mucho y que, después, nunca volvió a ver representado: Ulf, de Juan Carlos Gené. Con dirección de Néstor Romero, que representa todos los domingos en La Clac.

Hablar con el matrimonio implica repasar una etapa importante del teatro nacional. Ellos crecieron actoralmente dentro del movimiento realista de los años '60, cuando Germán estrenaba Réquiem para un viernes a la noche y Roberto Cossa, Nuestro fin de semana. Era también la época en que Jorge Petraglia dirigía el Teatro de Arquitectura, que le imponía a la escena porteña una línea más vanguardista.

Recuerda Elena: "Siempre estuve cerca del teatro, sobre todo por Jorge. Había bastante diferencia de edad entre nosotros. Somos una familia muy grande y él era el mayor de los primos. Vivíamos en Santa Fe y cuando veníamos a Buenos Aires parábamos en casa de Jorge. Allí ensayaba con el Teatro de Arquitectura. Era una casa muy grande. Para mí era maravilloso ver aquello. Me sentaba en la escalera y los observaba trabajar y era algo mágico. Con el tiempo decidí que lo mío era el teatro y entré al Conservatorio."

La carrera de Daniel parecería tener más aristas: galán de televisión, actor en el teatro alternativo y comercial, docente teatral, director de la Comedia Municipal de Avellaneda, coordinador de actividades teatrales en el IFT, entre tantas otras actividades. Hoy mira hacia atrás y recuerda una extensa nómina de maestros con los que trabajó y hasta alumnos que formó. Y hasta aparecen imágenes muy fuertes de extensas giras por el interior con espectáculos como Réquiem para un viernes a la noche (en una nueva versión) y La Piaf. "Viajábamos en un ómnibus los actores con sus hijos. Y nuestras chicas asistían mucho nuestro trabajo. Siempre estaban en camarines o ayudando en lo que se necesitara. Ese mundo trashumante del teatro está muy ligado a nuestras carreras", recuerda el intérprete.

Por eso no resulta tan extraño que hoy estrenen Ulf. La historia de Jacinto y Paloma, dos artistas de circo que preparan un espectáculo mientras dan cuenta de unos mundos personales muy conmovedores.

"Son seres muy tiernos -cuenta Figueiredo-. Gente grande, están un poco confundidos, pero todavía mantienen el entusiasmo por crear. Esa intensidad se cruza con la desaparición del hijo, algo que no quieren reconocer. En la fantasía de ellos, él vive en Suecia y arman toda una historia en la que lo relacionan con los reyes de ese país."

"Es una historia de amor de una pareja de muchos años y con un gran amor a la vida -sintetiza Elena Petraglia-. El proyecto es seguir. Aun con todas sus confusiones, mantienen ese espíritu. Y arman un juego actoral muy interesante donde citan textos de obras que han hecho. Y se pelean. Y esto es muy divertido. Porque por más que son seres muy diferentes a nosotros, aparecen algunos enfrentamientos que nosotros conocemos, porque los hemos tenido."

En la vida o en el escenario, jugar al teatro parece seguir siendo el gran desafío de esta pareja. Se complementan en el trabajo, se completan a la hora de recordar momentos que han disfrutado mucho. Y como los personajes de Ulf están convencidos, como aclara Figueredo: "Si a ellos les ofrecen una casa o hacer un espectáculo, quieren hacer un espectáculo".


PARA AGENDAR 


Ulf: de Juan Carlos Gené.
Teatro: La Clac, Av. de Mayo 1156. Domingos, a las 19.
Entrada: $ 50.

Fuente: La Nación

No hay comentarios: