lunes, 25 de junio de 2012

Jey Mammon: ¿Dónde está Jey Mammon?


Jey Mammon, rebelde confesor

Con el personaje de Estelita, logra declaraciones explosivas de la farándula

Nació hace 35 años bajo el nombre de Juan Martín Rago. Es hijo de una directora de colegio y un ingeniero mecánico. Fue a un colegio católico y trabajó como catequista. Hoy, se lo conoce como Jey Mammon, y es un actor y músico del circuito under que, a través del personaje de Estelita, una entrevistadora "sin filtro", devino en el confesor de la farándula vernácula.

Desde mayo del año pasado, con muy buena concurrencia, presenta todos los martes ¿Dónde está Jey Mammon?, un unipersonal a la gorra en el que burla todas las convenciones sociales y estéticas con un collage de personajes, videos y números musicales. Como parte de ese espectáculo, Estelita entrevista cada martes a un

"famoso" distinto y logra las declaraciones menos esperadas. Allí fue que Eugenia "la China" Suárez hizo público su romance con Nicolás Cabré y también fue el lugar en el que Aníbal Pachano habló sobre su relación con las drogas.

Mientras su teléfono recibe mensajes de famosos que desean que los invite a charlar con Estelita, el multifacético actor se dispone a hablar con LA NACION. En la siguiente entrevista, cuenta su recorrido por el arte, su desencanto con la religión y el principio de un fenómeno que convirtió a su unipersonal en una fiesta de declaraciones explosivas.

-¿Cómo iniciaste tu camino como artista?

-Yo soy músico, actúo porque me divierte, porque es algo lúdico. Hice el conservatorio de música hasta quinto año. Un día fui al baño, me llevé las carpetas y no volví más. Fui profesor de catequesis, y hubo todo un momento en la vida en la que yo estaba muy metido en la vida religiosa. Tuve una sobredosis de hostias, pero me pude recuperar en algún momento y también tuve que dejar todo. Después, fui medio autodidacta. La actuación la descubrí con mi banda, Mammon. Ahí, hacía mis canciones, incorporando humor y, a medida que me iba animando, algún que otro personaje que iba surgiendo. Los músicos que tocaban conmigo me hicieron asumir que era un unipersonal lo que estaba haciendo.

-¿Cómo fue la transición de la banda al unipersonal?

-Entre la banda y el unipersonal, hubo un tiempo de angustia, de no saber por dónde ir, qué hacer, y en ese tiempo hice radio por Internet. Recién este último año que pasó, a través de Estelita, que es uno de los tantos personajes que hago en el unipersonal, se dio como una explosión, y la gente supo quién era.

-¿Qué significa Jey Mammon?

-Jey es la jota de Juan, y Mammon, es el hijo del diablo.

-¿Cuándo se produjo el quiebre entre vos y la religión?

-No hubo un clic, fue un proceso. Encontrarse no es nada fácil, sobre todo, cuando estás en un pozo que no es el tuyo. Hay un momento donde muchas cosas te empiezan a hacer ruido, entonces, o te tirás de un séptimo piso, o te ponés una peluca y empezás a entrevistar famosos. [Ríe.]

-¿Cuándo surgió Estelita?

-Estelita surgió en ese tiempo de angustia, haciendo radio por Internet. Por eso tiene ese aspecto que parece poco producido, porque nunca fue pensada, era una voz radial. Y yo me metía con ella en los fono chats, llamaba al Vaticano para hablar con el Papa, me pasaban números de famosos, y los llamaba, medio de prepo. Susana Giménez fue una de las primeras, y Estelita tiene como una amistad telefónica con Susana.

-Y el unipersonal, ¿cuándo tomó notoriedad?

-La primera entrevista de Estelita que salió por todos lados fue la de Silvina Escudero. Estelita le preguntaba quién le había sacado la foto [una fotografía íntima de la vedette], y ella había contado que había sido "Tacho" [Nicolás Riera]. Después, Paula y Peter [Chaves y Alfonso] le dijeron: «Queremos ir con Estelita».

-En la temporada de este verano en Carlos Paz, ¿la declaración de Aníbal Pachano también fue importante para tu espectáculo?

-Sí, ésa fue la primera gran bomba allá en Carlos Paz. Después hubo varias: la de Sergio Dennis, Beatriz Salomón, Florencia de la V. Igual con Flor fue más una charla divertida, la última que hice allá. Fue más conectar con ella, de hecho, ahora estoy en La Pelu. Después, cuando arranqué en Buenos Aires, hubo varios que vinieron: "Chiche" Gelblung, "la China" Suárez, Dalma Maradona...

-Bueno, "la China" Suárez le dio a Estelita la primicia que todos buscaban.

-Sí. En un momento dije que sentí que había metido un gol en un mundial. Después, cuando lo leí, dije: «Qué pelotudo el que dijo esto» ...y había sido yo [ríe]. Pero yo sentí que fue al ángulo.

-¿Por qué creés que te cuentan a vos, o a Estelita, tantas cosas?

-Yo creo que Estelita tiene vida propia, y creo que es buena entrevistando [ríe]. Es la primera vez que lo digo, porque la gente me pregunta si les doy champagne o algo para que hablen. Y la realidad es que no los drogo ni les doy alcohol. Yo siento que ayuda que vean el show completo, porque se genera un clima. Yo no permito, por decirlo de alguna manera, que el entrevistado venga sólo para la entrevista. Yo quiero que vea el show. Como es medio lisérgico, entonces es como una droga, porque te mete en un plano distinto.

-Algunas personas del medio, se podrían sentir agraviadas por cosas que decís en el unipersonal, ¿sabés de alguien que esté disgustado?

-Que yo lo sepa, no. Si yo fuera alguno de ellos, me sentiría muy disgustado. Yo no sé si es porque no se enteraron o si es porque se enteraron y tienen sentido del humor. Hoy por hoy, yo me siento avalado por el medio. Incluso los invitados que vienen, que a veces tienen preguntas incómodas por responder, después van a un programa y tiran buena onda. Que un Enrique Pinti vaya a un programa, y diga: «Jey Mammon es talentoso», ése ya es un valor para mí.

-La droga, como tema, aparece mucho en la obra, ¿por qué?

-Si bien el sexo y la droga son temas recurrentes, representan un montón de cosas. Digo, no es por ampararme. La droga y el sexo están en el show muy presentes, pero me parece que están más para romper barreras, desestructurarse, matar la hipocresía. Yo, la cocaína no la probé nunca, por ejemplo.

-¿Alguien de tu producción graba el show y después lo manda a los programas de televisión?

-Sí, sólo la parte de Estelita. Hoy por hoy, seguimos grabando y después lo mandamos, pero llega antes porque vienen los movileros.

-¿Vos tenés un acuerdo económico con estos programas?

-Para nada. Desde luego que me encanta la plata y me encantaría hacer plata, pero yo pienso también en cómo se generó esto. Hay gente que incluso me dice que ponga carteles con marcas atrás de los entrevistados, pero hay una magia que si vos ponés un cartel, el invitado por ahí no va a querer venir. No hay una cosa comercial, fue pensado como un elemento de difusión.

-¿A quiénes admirás?

-Admiración no siento por nadie, pero me gustaba muchísimo lo que hacía Juana Molina, Alfredo Casero, Benny Hill. Y, en la música, me gusta escuchar cosas muy bizarras. Entonces me inspira hasta un tema de Chiquititas.

-¿A quién te gustaría conseguir?

-Si vamos a lo utópico, a Susana Giménez. Si bien nada es imposible, no la veo sentada ahí. Pero igual es un poco madrina del personaje. Yo, antes de irme a Carlos Paz la llamé, desde mí, porque fue un poco un ángel que iluminó a Estelita.

PARA AGENDAR
¿Dónde está Jey Mammon?
, unipersonal. Teatro: Chacarerean Teatre, Nicaragua 5565. Martes, a las 21. Entrada: a la gorra.

Fuente: La Nación

No hay comentarios: