miércoles, 6 de junio de 2012

Islas de la memoria

Islas de la memoria

De una investigación a un trabajo creativo y muy riguroso

Nacida a partir de una investigación del Observatorio Malvinas de la Universidad de Lanús, Islas de la memoria es una producción teatral que busca rastrear en la historia la pertenencia de las islas Malvinas al Estado argentino, para luego ir exponiendo las diferentes situaciones diplomáticas y bélicas que llevaron a que éstas fueran arrebatadas por los ingleses. La guerra de 1982 no queda fuera del relato y, lo que resulta más elocuente, es que quienes se hacen cargo de dar testimonio de cada tramo histórico son unos personajes muy reconocibles, que logran conmover con sus palabras, con las imágenes que construyen, con ciertos juegos que conciben.

En el centro de dos plateas enfrentadas, los hechos se suceden con mucha intensidad. Los actores cambian algunos trazos de sus vestuarios y se convierten en tantos personajes como sean necesarios para dar forma a un discurso de fuerte raigambre nacional. El espectador asiste a una propuesta de neto corte popular, que no le teme al didactismo porque sabe que, de esa manera, el enfoque se torna más visceral, sobre todo porque está construido con mucha verdad y rigurosidad.

Los intérpretes, en muchos tramos, se relacionan de forma directa con los espectadores. Leen cartas escritas por los soldados durante la Guerra de Malvinas y esos testimonios hasta son entregados para que uno pueda llevárselos a su casa. También se apropian de la voz de algunos de los hombres que padecieron en el campo de batalla y de otros que lograron salvarse del hundimiento del Belgrano.

La dramaturgia es ágil y mucho se apoya en su relación con el espacio escénico. Cada tramo de él posee una fertilidad notable, porque se transforma en tantos ambientes como sean indispensables para que las pequeñas acciones se desarrollen con fuerza.

Desde la dirección se apuesta a concebir un juego actoral con ritmo muy preciso. El elenco, muy homogéneo, da vida a los distintos pasajes de la pieza con mucha convicción y buscando siempre que la complicidad con el espectador logre el efecto buscado. De esa forma, nada de lo que se cuenta deja afuera a quien observa, escucha; por el contrario, el público se conmueve con tantos aconteceres que se proyectan desde la escena.

Islas de la memoria es un proyecto de investigación muy acabado, que sin dudas se transforma en unos de los espectáculos más creativos y rigurosos que tocan un tema poco transitado en nuestro teatro contemporáneo.

Fuente: La Nación

Sala: Teatro Nacional Cervantes

No hay comentarios: