sábado, 30 de junio de 2012

Fábula - La asamblea de los animales


Es hora de que el hombre escuche

En “Fábula - La asamblea de los animales”, se plantea la necesidad de que los humanos tomen cartas en el cuidado del medio ambiente.

Mientras los chicos y sus padres hacen cola para entrar en la sala del teatro Sha, varios animalitos-títere en brazos de sus manipuladores dan besos ante caras radiantes de sorpresa. Son algunos de los bichos que integran el numeroso elenco de Fábula - La asamblea de los animales , un espectáculo adorable del legendario grupo Libertablas que dirige Luis Rivera López desde hace 35 años.

Es una de gran formato, con una puesta que permite varios planos de visión, basado sobre textos propios, de Horacio Quiroga y de Javier Villafañe, con música original de Daniel García.

A la manera de las fábulas clásicas, en esta historia los animales dicen la verdad que los hombres callan, y dejan una moraleja que no develaremos. Fiel a su estilo, Libertablas plantea un problema vinculado con el medio ambiente, que, por supuesto, tiene un final feliz.

Dos pájaros charlatanes se asoman entre el tupido follaje que rodea todo el escenario y chusmean sobre los últimos acontecimientos. Esperan a que lleguen todos para plantear y dirimir diferentes conflictos a los que se ven sometidos por… ¡el hombre! Estos animales humanizados son parte de nuestra fauna autóctona: yacarés, papagayos, yaguaretés, serpientes, ñandúes, zorros, caballos y bueyes. Y todos ellos se reúnen para pensar, juntos, una solución a la amenaza que les plantean los seres humanos.

Hay títeres de todo tipo y color: algunos gigantescos, otros minúsculos. Juntos, hacen, entre bailes, canciones y batallas con mucho humor, las delicias de los más pequeños. Y entre toda esta colorida fauna también hay hombres, interpretados por actores, a veces con máscaras.

En la platea parece no haber una edad definida: grupos familiares completos, abuelos y hasta algunos adolescentes disfrutan por igual de una propuesta con clima de celebración. Si no es por los colores y el movimiento, será por la pegadiza música y los bailes de los muñecos, Fábula... entra por todos los sentidos.

No hay comentarios: