sábado, 16 de junio de 2012

Completo Teatral de Buenos Aires


Audiodescripción para personas ciegas

Flamante sistema en el Teatro San Martín

Un sistema novedoso acaba de ser inaugurado en nuestro país con el objetivo de acercar al público no vidente al teatro. Se trata del servicio de audiodescripción (AD), que desde el jueves último se brinda en una sala del Completo Teatral de Buenos Aires.

Este sistema, pionero en América latina, consiste en un relato donde se describe al espectador, a través de auriculares inalámbricos, la acción que ocurre sobre el escenario, los gestos y las salidas e ingresos de los personajes, la escenografía, el vestuario, las luces y demás. Sallinger , la obra de Bernard-Marie Koltès que se presenta en la sala Casacuberta del Teatro San Martín, ofrece este servicio gratuito para las funciones de los jueves.

Para poder implementar el AD se realiza un trabajo de adaptación de los guiones a los que se les agrega el relato descriptivo. Para el ministro de Cultura porteño, Hernán Lombardi, esta iniciativa, que debuta con Sallinger , con dirección de Paul Desveaux y traducción de Violeta Weinschelbaum, fue compleja por el hecho de partir con esta obra en particular, donde el texto -monólogos en mayor medida- es el protagonista. "Existe en esta obra un uso intensivo de la palabra, así que requirió un trabajo arduo, ya que no sólo hay que describir la acción sin descuidar el texto, mientras que se debe mantener un ritmo sostenido para mantener atento al espectador". Así, el público no vidente podrá ver esta pieza del teatro oficial interpretada por Lucrecia Capello, Martín Slipak, Roberto Castro, Anita Pauls y elenco.

Para Lombardi esta iniciativa permite "generar un gran cambio necesario y una evolución para nuestra cultura, ya que logrará que muchas personas que jamás accedieron al teatro puedan disfrutar de varias propuestas destacadas de nuestros escenarios".

Este sistema está inspirado en un modelo que está vigente y funciona de modo exitoso en Berlín. Así, el funcionario junto con la Comisión para la Plena Participación e Inclusión de las Personas con Discapacidad (Copidis), trabajaron para poder traer al país este servicio.

En este momento no existen cifras sobre la cantidad de espectadores ni las preferencias del público no vidente, pero Lombardi explicó que sí había una demanda constante para que se brindase un servicio que permitiese crear una comunidad teatral más inclusiva. "No nos interesa la novedad ni el hecho de que somos los primeros en América latina en ofrecer esta experiencia, pero sí queríamos hacer posible un cambio integrador", agregó Lombardi.

Para acceder a este servicio se debe reservar junto con la entrada de modo telefónico o en la boletería, de modo personal. También se deberá anticipar al teatro si se acudirá con un perro lazarillo.

Fuente: La Nación

No hay comentarios: