sábado, 16 de junio de 2012

Cibele Forjaz y Norma Montegro: La Comida


El fruto de un cruce cultural

Se estrena La comida, dirigida por la brasileña Cibele Forjaz, con elenco local

El Complejo Teatral de Buenos Aires, en una producción asociada con el Teatro del Abasto, presenta hoy la primera función de La Comida , una obra sobre el canibalismo escrita por el dramaturgo brasileño Newton Moreno. La pieza está dirigida por Cibele Forjaz, del mismo país, quien fue convocada para el Proyecto Dramaturgo-directores. La iniciativa propicia cruces artísticos entre directores y dramaturgos extranjeros y elencos, espacios, escenógrafos, vestuaristas y equipos de producción locales.

Forjaz, quien llegó a Buenos Aires hace poco más de un mes, debió montar la obra en veinticinco ensayos, con un grupo de actores que eligió a través de un casting realizado poco después de su llegada. La directora e iluminadora, que tiene un recorrido de casi treinta años en la escena alternativa brasileña, dirigiendo su propio grupo y trabajando como docente en la Universidad de San Pablo, encuentra que el proceso fue muy enriquecedor: "Este fue un desafío muy estimulante, y me apasioné con los actores y con el Teatro del Abasto. Todos van a dar lo mejor para el cruce y para el trabajo común. Estamos listos para el público. Tuvimos muy poco tiempo pero hubo mucha concentración en el proceso", cuenta.

Para Norma Montegro, directora y dueña del Teatro del Abasto, esta iniciativa resulta también muy valiosa porque promueve el diálogo y las acciones conjuntas entre la escena independiente y el teatro oficial: "La idea de Alberto Ligaluppi fue abrir las puertas, salir de las paredes del San Martín y coproducir con teatros independientes, cosa que es genial porque hace que el teatro oficial sea más de uno. Estamos contentos de ser la primera sala que fue elegida para este proyecto y esperamos que siga por mucho tiempo más".

Montenegro destaca, además, que esta iniciativa permitirá que un público nuevo conozca su sala y que así los distintos circuitos se retroalimenten.

La comida, que se presentará en español y cuyo elenco lo integran Jose Mehrez, Afredo Urquiza y Carolina Tejeda,es la segunda obra que se estrena en el marco de este proyecto coordinado por Ariela Mancke. La primera fue Hilvanando cielos , del español Paco Zarzoso.

La devoración cultural

La obra de Newton Moreno aborda el canibalismo y la antropofagia como metáfora de las relaciones sociales, culturales y de género: "En Brasil, hay muchos pueblos que comían ritualmente a sus enemigos o a sus muertos. Pero no era un canibalismo feroz sino una forma de relación donde la cultura viene del otro, del enemigo. La cultura se forma a partir de la devoración del otro: eso es la antropofagia literal. A partir de eso, desde el modernismo, se tornó como un concepto cultural", dice Forjaz y explica que, desde esa perspectiva, se puede entender la apropiación de la cultura colonial.

La pieza se organiza en tres historias que abordan, cada una, distintos canibalismos. La primera, es una relación entre un hombre y una mujer, enmarcada en el sexo y el amor, y donde el canibalismo, según Forjaz, es una metáfora del encuentro más allá de las diferencias. En la segunda, hay una relación de clases, personificada en un ejecutivo y un mendigo de la calle. En la tercera, hay una relación entre el último indio, perteneciente a una tribu que practica canibalismo funerario, y un antropólogo.

"Elegí esta obra porque el centro del proyecto era un cruce de culturas. Estoy como directora, extranjera, trabajando con un equipo de acá, con actores de acá, en la lengua de acá. Al tratarse de la antropofagia, eso sería tanto un tema de la obra como también el procedimiento de trabajo, donde tendríamos que metafóricamente devorarnos unos a otros: desde los procedimientos, el lenguaje, la cultura", dice la directora.

Forjaz, que en su estadía pudo ver producciones de distintos circuitos, manifiesta una fascinación con los artistas locales: "Los actores son increíbles. Hay siempre una intensidad, un cuidado. Los actores son como la savia del tronco del teatro, y eso acá es muy evidente", dice.

Para ella, Buenos Aires y San Pablo están hermanadas en la fortaleza de su escena teatral, pero asegura que aquí el movimiento de los grupos teatrales cala muy hondo: "Las raíces del teatro acá son más profundas. Las personas van mucho al teatro y se ve que el público ama mucho al teatro y es muy activo. En el teatro, hay como una resistencia de lo humano. En Brasil, eso se da más en la música"..

PARA AGENDAR

La Comida
, de Newton Moreno. Jueves , a las 19.30; sábados , a las 19 y domingos , a las 18. Teatro del Abasto , Humahuaca 3549. $ 60.

Fuente: La Nación

No hay comentarios: