sábado, 10 de diciembre de 2011

José María Muscari: 8 mujeres


“Logré que aceptaran que soy un inclasificable”

El director, que está por cumplir 20 años en la actuación, debutó en la temporada con 8 mujeres. De perfil versátil, cuenta que en menos de 24 horas lo llamaron para trabajar en una película porno y dirigir una obra de Borges. Quiere adoptar un hijo.

Actor, director y dramaturgo, José María Muscari cumplirá en 2012 veinte años de trayectoria en el “misterioso mundo del teatro”, como él lo define. En un bar céntrico de la ciudad de Mar del Plata, compartió un desayuno con Tiempo Argentino en el que dio detalles de su prolífera carrera. “Encontré mi propio estilo pero soy un inclasificable”, introduce en los primeros minutos, mientras pide un yogurt con cereales y una porción de queso descremado. A la ciudad balnearia llegó días antes del estreno de su último trabajo, 8 Mujeres, de Robert Thomas, obra que tuvo gran éxito en la calle Corrientes, y que desde el 1 de diciembre, y durante toda la temporada, se encuentra en cartel y con parte del elenco renovado en el Teatro Lido.

-Hace casi dos décadas debutaste en el mítico Parakultural con obra propia, Necesitamos oxígeno, y con tan solo 16 años. A hoy ¿cuáles fueron tus mayores aprendizajes?
-El mayor aprendizaje de todos fue haberme dado cuenta que pude definirme como un creador sin encasillarme, logrando que la crítica y el público aceptaran que soy un inclasificable. Porque puedo ir a lo de Legrand, trabajar una obra de Shakespeare con Moria Casán, actuar en ShowMatch y dar con todos esos perfiles. Recuerdo que una noche me llamaron para protagonizar una porno y a la mañana siguiente recibí otro llamado para dirigir una obra de Jorge Luis Borges. Al final no hice ninguna de las dos cosas, pero eso habla del creador que soy. Logré encontrarme a mí mismo sin prejuicios.
–¿Siempre fuiste desprejuiciado?
–Creo que sí, porque pienso que los prejuicios nos cagan la vida. No me gusta que ejerzan prejuicios sobre mí y no los ejerzo sobre otros. Desarrollar el ejercicio de estar pendiente de no ser prejuicioso, me convirtió en una persona que no repara demasiado en los prejuicios propios ni ajenos, y eso me permite una amplitud de creación que trasciende lo previsible.
–¿Cómo llegaste a la dirección?
–Un día, mi profesora de actuación de la escuela municipal de Arte Dramático, Marta Serrano, me dijo que tenía que estudiar dirección a modo de reto, porque siempre estaba mandando a mis propios compañeros. A los 18 lo intenté y dirigí por primera vez una obra propia, Criaturas de las Sombras, con un éxito que ni yo me esperaba.
–¿Y a la dramaturgia?
–Años más tarde, gracias a Mauricio Kartun, con quien descubrí el placer de la escritura. Antes de él lo hacía por encargo propio, ya que como director no encontraba textos que me gustaran, entonces me los escribía como una guía, pero no era algo placentero. Estudiando dramaturgia encontré la autenticidad de la escritura por fuera de lo que voy a llevar a escena.
–Suelen tildarte de transgresor, ¿estás de acuerdo?
–Yo siento que cuando dirijo, actúo, o hasta cuando participo en ShowMach como lo hice durante el año pasado, no me presento para romper reglas, sino que yo ya tengo ciertas reglas rotas, y lo que hago es tratar de sumar a los que están a mí alrededor.
–Tinelli se sumó cuando le hiciste la contra oferta de bailar con un hombre.
–Sí, y para mí esa experiencia aportó muchísimo porque terminé de entender que uno es quien es más allá del lugar en el que está. Podés ser un gran mediocre dirigiendo la obra más profunda del mundo, o podés ser un intelectual en medio del almuerzo de Legrand. El contexto no es lo que te define, sino lo que vos hacés con ese contexto. Yo me autodefino como un creador que a veces dirige, otras escribe, otras actúa, y otras participa en un programa de TV.
–Después de 20 años de teatro, ¿qué es lo que te genera mayor placer?
–Desde siempre, el trabajo con el otro. En la actualidad, el mayor placer para mí de hacer 8 mujeres es estar trabajando con ellas ocho, de hecho no querría estar actuándola yo, obvio que en este caso son sólo mujeres. Muchos directores actúan porque quieren estar ocupando ese lugar. Yo no, cuando me llaman para actuar dejo que dirijan otros, y cuando dirijo, ocupo ese rol con profundidad. Me considero un director muy paternalista, busco estar presente para que se sientan cómodos y confiados.
–¿Tenés vicios a la hora de crear?
–No, y no podría. Es tan diferente dirigir una obra como 8 mujeres, y en simultáneo prepararme para el ritmo del caño en ShowMatch, o conducir un programa de radio en la UBA como estuve haciendo, que no hay forma de generarlos, porque en cada lugar tengo que ser muy camaleónico y apelar a un lugar mío diferente, sin repetirme.
–¿Podrías enumerar los grandes temas de tus obras?
–Son tres: el amor, el cuerpo, y los medios de comunicación. El pretexto siempre cambia pero la esencia es la misma.
–En lo creativo se te nota muy seguro ¿Sos igual en tu vida privada?
–Soy seguro en general, y la locura y la transgresión con la que estoy asociado desde lo que produzco en mis obras distan mucho de mi cotidianeidad. En general, el público masivo antes de Showmatch tenía un imaginario de mí asociado a mi teatro. Pero yo no soy un Peña. Al contrario, soy una persona muy ordenada y metódica, cuido la alimentación, no fumo, no me drogo, entreno todos los días en el gimnasio, estoy con los trámites de adopción para ser padre, soy gay asumido pero no promiscuo y apunto a la familia. Y creo que toda esa parte más trash que tiene la actuación me permite jugar con romper reglas, volviéndome un tipo mucho más liviano y convencional en la vida cotidiana.
–Recién mencionabas lo metódico que sos con tu físico. ¿Qué relación tenés con el cuerpo?
–De autosuperación. Siempre digo que si no fuera creador sería fisicoculturista. Me gusta la disciplina de los fierros y la musculación porque gracias a eso encontré una forma metódica con mi alimentación y con las horas de descanso. Es una mezcla del cuidado de la salud y la importancia de la estética. De hecho, me gustan los tipos musculosos. Hace dos años me separé de un chico que era fisicoculturista. Me siguen llamando la atención los tipos con cuerpo trabajado... seguramente pueda enamorarme de un tipo que no lo es, pero esas son mis preferencias.
–¿Qué cosas te enamoran?
–La personalidad segura, ante todo. No me erotiza la histeria, los inseguros y vuelteros. Para enamorarme tengo que admirar al otro; pero también siento que es un misterio el amor porque no me enamoro fácilmente. Me considero fácilmente vinculable desde lo superficial y sexual, pero no desde lo emocional, que es algo que tiene un lugar de mucho cuidado para mí. Quizá suene ególatra, pero siento que tengo una vida suficientemente interesante que me ancla con una felicidad diaria como para desperdiciarla compartiéndola con cualquiera.
–En este momento que estás sin pareja, ¿se ve condicionado tu proyecto de adoptar?
–No, porque es algo muy personal. A veces me resulta tan difícil enamorarme de una persona que encima sumar la presión de que quiero ser padre es re jodido. Por eso, lo mejor fue aceptar que yo quiero ser padre más allá de una pareja. No voy a esperar a que aparezca el amor de mi vida para adoptar. Quizás aparece y pasa a ser un proyecto en común, pero eso no lo puedo prever.
–¿Las ganas de ser padre son nuevas o antiguas?
–Vienen desde antes de asumirme como gay. De hecho, cuando me asumí como tal nunca se me presentó una fractura con el tema. Antes de decidir adoptar, averigüé por inseminación artificial como alternativa, pero con el tiempo me di cuenta que lo mejor era la adopción porque creo en la ley del amor y no en la ley de la sangre.
–Con respecto a tus proyectos laborales para 2012, ¿en qué estás trabajando?
–Durante la temporada de verano estará en cartel 8 Mujeres en Mar del Plata y durante el resto del año estaremos de gira por el país. Además, estoy ensayando una obra de Noel Coward en Buenos Aires que se estrena el 10 de enero en el Teatro Picadilly protagonizada por Georgina Barbarrosa, Miguel Ángel Rodríguez, María Fernando Callejón y Cristian Sancho. Por otro lado, voy a dirigir una obra propia en el teatro San Martín llamada Póstumos, con un elenco singular por su avanzada edad, de la talla de Nelly Prince, María Concepción César, Juan Carlos Calabró, Carlitos Balá, entre otros grandes, donde se verán envueltos en una espera rara, la cual será utilizada por cada personaje para cumplir su sueño pendiente.
–¿Y tus sueños pendientes?
–El hecho de poder dirigir a un elenco de diez eminencias, para mí ya es cumplir con un gran sueño. La obra, además, nace en un momento particular de mi carrera ya que estaré cumpliendo 20 años de actuación y todavía tengo muchos sueños que me erotizan. Lo que hice con Póstumos fue magnificar mis ganas, llevándolas a personas que tienen más de 80, donde se supone que ya no hay sueños por cumplir, pero eso es una mentira.

Fuente: Tiempo Argentino

Elenco renovado para una obra de culto de los ’60

Natalia Cociuffo: Por amor a Sandro


Por amor a Sandro

Natalia Cociuffo se pondrá en la piel de una de las “nenas” de Sandro para protagonizar un musical que recorre los éxitos y las pasiones sembrados por el músico. El estreno, en enero.

Está feliz. La voz de Natalia Cociuffo irradia alegría: es tan eufórica y vívida como debería ser la de una verdadera “nena” de Sandro. Hay que estar a la altura del deseo: Cociuffo se pondrá en la piel de una fanática del astro en Por amor a Sandro. El musical de América , a partir del 20 de enero, en el teatro Broadway. Ella, que ya participó de Piaf Chicago , Drácula y Frankestein .

La superproducción contará con las actuaciones de Fernando Samartin, en el papel de Sandro, y Cristian Giménez, y la dirección general de Ariel del Mastro. Por estos momentos, el equipo que incluye 30 artistas en escena, se encuentra en la tercera semana de ensayos. “Trabajamos seis horas por día -explica Cociuffo-, en el Galpón Guevara. Todo el tiempo creamos en función de lo que nos parece necesario, hay una gran búsqueda y mucha improvisación”.

El musical narra la historia de Alicia, seguidora incondicional del ídolo durante cuarenta años. Cociuffo lo cuenta: “Ella lo conoce cuando tiene 17 años, lo ve tan parecido a Elvis que se enamora de él y de su música. Y después, en un baile, conoce a Antonio, de quien también se enamora porque lo ve parecido a su ídolo. Se casan, tienen una familia, pero ella sigue teniendo devoción por Sandro. Arma un santuario en su casa. Lo sigue a los recitales, va a su casa de Banfield, no le importa nada. Sólo le importa él: es el único gustito que tiene”.

Para la interpretación, el elenco se puso en contacto con las verdaderas “nenas” de Roberto Sánchez. “Entendí que cuando ellas ven un video de él o escuchan una canción, vuelven a tener 18 años”, cuenta Natalia, que comprende el fenómeno de cerca: su tía en la vida real, Antonia, se casó con un hombre porque lo encontraba idéntico al cantante de Rosa rosa .

“Hice Quiero llenarme de tí -recuerda la artista- durante cuatro temporadas, así que ya estaba empapada de la pasión por Sandro. En ese momento, lo viví y me encantó. Ahora estoy feliz de que me vuelva a tocar”.

Fuente: Clarín

Gustavo Monje: Tres para el té


La reinvención de un mundo

El punto de partida es Lewis Carroll, la obra mágica, de múltiples lecturas y dirigida a un público sin fronteras de edades del escritor inglés, más allá de su más famosa criatura, Alicia en el País de las Maravillas. Gustavo Monje y Giselle Pessacq (también autores e intérpretes de las obras Los fabulosos Grimm y Gotitas de primavera, propuestas en esta temporada), junto a Omar Calicchio en la puesta y dirección general, buscaron en Tres para el té rastrear el universo creativo del polifacético escritor. Y propusieron “reinventar” ese mundo frondoso de Carroll desde una mirada actual. Estrenada en 2008, esta obra recorrió diversas salas y giras, y ahora propone sus últimas funciones, como despedida del año.

La excusa formal es la de una tarde cualquiera en la vida de Bruno y Annie, dos amigos que siempre se juntan a tomar el té. La historia que se dispara en esa tarde compartida es contada a partir de juegos, emociones, cuentos y música en vivo, con la participación del músico Esteban Rozenszain. “Nos gustaba la idea de investigar lo que hizo Carroll, planteando una obra para chicos, pero partiendo del rico mundo de este escritor, en su totalidad”, cuenta Monje a Página/12. “Yo creo en el teatro de investigación para chicos; es decir, creo en el teatro de investigación, y una de las formas posibles del teatro es el que está pensado para chicos –advierte–. Y me siento cómodo en el género infantil, soy maestro de teatro y sé el compromiso que implica actuar para los chicos: la infancia es el momento de mayor formación de un ser humano y un adulto tiene la responsabilidad de hacer que esa persona pueda nutrirse de cosas maravillosas, es el momento de mayor descubrimiento”, define.

Tres para el té toma como su principal fuente de inspiración el imaginario de Carroll, con la intención de explorar el mundo creativo del autor más allá de sus textos más conocidos, Alicia en el País de las Maravillas y Alicia a través del espejo. Aquí ese universo particular, con sello de autor, funciona como punto de partida inspirador de las ficciones que los actores ponen en juego. “Carroll era tan genial, tan radical, que no sabían cómo catalogar el mundo que él escribía –sigue Monje–. Terminaron clasificándolo como un escritor infantil, pero su obra no es sólo para chicos, diría que es también para chicos. Doy un ejemplo: hay todo un análisis sobre la dificultad que tiene el ser humano cuando algo no tiene palabras, cuando no le puede poner nombre a un sentimiento, por ejemplo: su cerebro no lo puede codificar. El escribió un poema con palabras inventadas, que no existen en ningún idioma, pero que tienen sentido. Se llama ‘Eljaberwocky’, y lo incluimos en la obra.”

“Es una obra para nenes de 5, 6 años en adelante, porque usamos mucho la palabra”, aclara el actor, autor y director. “Queríamos hacer una obra para chicos donde el texto tuviese un protagonismo muy grande. Cuando decís que hacés una obra infantil, lo primero que te preguntan es: ¡ah! ¿cantan y bailan, no? Sí, también cantamos y bailamos, pero la riqueza del texto y de las imágenes están destacadas.” Monje ya está ensayando otra obra para chicos, Don Quijote de las Pampas, que estrenará junto a Los Macocos el año próximo en el Teatro Cervantes.

Fuente: Página/12

viernes, 9 de diciembre de 2011

El Gran Circo


El Gran Circo

Este fin de semana, en el tradicional cierre de año del complejo San Martín, todos los espectáculos son gratuitos. Entre ellos, la poética y sorprendente El Gran Circo, de Ariel Bufano, a cargo del grupo de titiriteros del San Martín. Las localidades se retiran en la boletería desde dos horas antes, dos por persona. Se invita a aportar alimentos no perecederos, para escuelas rurales y comedores. Gratis.

Teatro Regio, Córdoba 6056.

Sábado y domingo a las 16.

Fuente: Página/12

2° Foro sobre la Producción Escénica, Babooshka! Canciones de mujer, Sobre tacos (Fuck Me Cabrón!) y Rioplatensas

CELCIT
Producción escénica

Hasta mañana se realiza el 2° Foro sobre la Producción Escénica, en el Centro Latinoamericano de Creación e Investigación Teatral (Celcit) de Moreno 431. El encuentro se concibe como un espacio de intercambio que reúne a especialistas en la materia de toda América latina. En el marco del foro hay mesas temáticas, talleres y presentaciones de libros. Para más informes, 4342-1026.

CARLOS CASELLA
Un homenaje a las cantantes

Hoy, a las 23.55, en el Maipo Kabaret (Esmeralda 443) se presenta el espectáculo musical ¡Babooshka! Canciones de mujer . Carlos Casella, acompañado por la agrupación Hipnofón -integrada por Pedro Onetto, Nicolás Rainone, Facundo Flores y Alejandro Terán- recorre las canciones de figuras como Britney Spears, Mina y Ramona Galarza, entre otras. La cantante invitada es Alejandra Radano.

TEATRO
Mujeres bravas

Hoy y mañana, a las 21, en La Mueca (Córdoba 5300) subirá a escena la obra Sobre tacos (Fuck Me Cabrón! ), de Belén Garrido. Nadim Ansiporovich, Verónica Lorincz y Antonela Lo Giudice interpretan a tres mujeres muy diferentes entre sí: la superada, la vulnerable y la obsesiva. La obra está ambientada en la ciudad de México y se inspira en figuras como Gloria Trevi y Chavela Vargas.

BIBLIOTECA NACIONAL
Tributo a dos orillas

Mañana, a las 17, en la Sala Juan L. Ortiz de la Biblioteca Nacional (Agüero 2503) se realizará el encuentro de monólogos denominado Rioplatensas . Cinco autoras de la Argentina y de Uruguay leerán un breve texto sobre figuras clave de la literatura del Río de la Plata. Participan: Aldana Cal, Carla Maliandi, Luciana Lagisquet, Verónica Mato y Bibiana Ricciardi.

Fuente: La Nación

Gustavo Monje: Tres para el té


Vuelve Tres para el té, casi un clásico

El disparate y el absurdo, de la mano

En una época en que la cartelera teatral porteña se va despoblando de a poco, Gustavo Monje y Giselle Pessacq se largan a reestrenar. Así son ellos, desde el principio algo de rebeldía y contradicción marcó su encuentro. La primera vez que se vieron apenas si se saludaron y cada uno pensó lo antipático que era el otro; pero a los 15 minutos estaban muertos de risa improvisando para el proyecto por el cual los habían convocado. La cosa funcionó tan bien que pensaron en hacer algo propio y, a pesar de estar casi paralizados de miedo, fueron para adelante. Y allí surgió -hace tres años- este Tres para el té que hoy vuelve al Belisario.

A partir de textos y el imaginario poético de Lewis Carroll, ellos encontraron un código particular en el que la palabra -disparatada y poblada de absurdo- tomaba un protagonismo inusitado para un espectáculo para chicos, aunque muy bien acompañada de música y baile.

"Es un trabajo impecable, en el que puede apreciarse que los intérpretes se divierten y transmiten esa alegría a la platea. Y los niños captan y abarcan mejor que los adultos ese humor fino y ese juego con el disparate que transforma el escenario en un lugar de maravillas, sin efectos especiales, sin impactos visuales, solamente con la magia de la palabra y el gesto", decía Ruth Mehl en su comentario crítico posterior al estreno. Una manera de destacar eso mismo que hoy todavía mantiene unidos a este dúo de actores que luego de Tres para el té hicieron Los fabulosos Grimm, Gotitas de primavera y ya están pergeñando el cuarto espectáculo, uno que los llevará por universos más tenebroso, como los que propone Mary Shelley, la creadora de Frankenstein, o Edgar Allan Poe.

"La verdad es que nos encanta trabajar juntos, somos muy amigos y nos entendemos con una facilidad increíble; es que cuando hay química con alguien, cuando se tiene el mismo código de trabajo, se nota en lo que hacés y creo que eso pasó con nosotros", dice Monje para explicar un poco la persistencia de este dueto que ha tenido gran respuesta por parte del público.

Con un pequeño empujón que les dio el Instituto Nacional del Teatro, que los mandó de gira por el interior con este Tres para el té, Gustavo y Giselle se volvieron a enganchar con ese trabajo que marcó su debut como pareja artística. "Le tenemos un cariño muy especial, es como nuestro primer hijo rebelde", concluye Monje, indudablemente feliz.

PARA AGENDAR
Tres para el té, con Monje y Pessacq. Belisario, Corrientes 1624. Viernes, sábado y domingo, a las 17. $ 40.

Fuente: La Nación

Pinocho, Qué pasa en la plaza..., Lagartópolis, El gran circo, El caballero de la mano de fuego y La casa de Disney Junior con Topa y Muni

Un clásico recreado

Una larga nariz

Pinocho, la historia del muñeco de madera que cobra vida, en la versión de La Galera Encantada, con dirección de Héctor Presa. En los Jardines del Museo Larreta, Vuelta de Obligado 2155. Viernes y domingo, a las 18. $ 40.

Unipersonal

Historias de un juglar

Un payaso enamorado de una flor, un vendedor de miel devenido en cazador de sonidos. Esto pasa en Qué pasa en la plaza..., el imperdible unipersonal de Pablo Nojes. En La Nube, Jorge Newbery 3537. Sábado, a las 18. $ 40.

Títeres

De lagartos y peludos

En la ciudad de los lagartos aparece un peludo. Su forma y conducta distintas generan rechazo, hasta que una historia de amor plantea la posibilidad de convivencia en la diversidad, en Lagartópolis, obra del titiritero Guillermo Bernasconi. En el Museo del Títere, Piedras 905. Sábado, a las 17.30. $ 25.

Gratis

Despedida de temporada

Ultimas funciones, gratuitas, de las dos obras para chicos del Grupo de Titiriteros del Teatro San Martín: El gran circo, de Ariel Bufano, dirigida por Adelaida Mangani (sábado y domingo, a las 16, en el Regio, Córdoba 6056), y El caballero de la mano de fuego., la opereta de Javier Villafañe, con versión y dirección de Daniel Spinelli (sábado, a las 15.30, y domingo, a las 13, en el Teatro de la Ribera, Pedro de Mendoza 1821).

Últimas funciones

Topa y Muni

La casa de Disney Junior con Topa y Muni se despide este fin de semana con doble función cada día: sábado y domingo, a las 15 y a las 17.30. Teatro Gran Rex, Corrientes 857.

Nacho Ciatti


Entre la escritura y la dirección

Nacho Ciatti es uno de los jóvenes directores-dramaturgos más destacados del año

"Están pasando cosas muy lindas y eso me da cierto miedo, me pone algo nervioso", confiesa el joven director y autor Nacho Ciatti. El es el creador de Alemania, una de las producciones de la nueva dramaturgia porteña que más éxito ha tenido en esta temporada, en Anfitrión.

Aunque tiene 26 años, su imagen aniñada hace pensar que aún no ha salido de la adolescencia. Pero en verdad, cuando comienza a hablar de teatro, de sociedad, de política, está claro que ha recorrido un camino bastante profundo y muy a conciencia. Habla con mucho respeto de los maestros con los que fue construyendo su carrera, Fernando Sureda, Roberto Castro, Ciro Zorzoli, Matías Feldman, Mauricio Kartun.

De pequeño fantaseaba con ser director de cine pero a los 15 años se metió en el teatro "y eso me pegó muy fuerte -dice-, revolucionó mi vida". De unos primeros talleres en el Centro Cultural San Martín pasó luego a estudiar actuación en la EMAD. "Tomé eso con mucha dedicación, con mucha pasión. Después, un poco por timidez, me fui corriendo del lugar del actor y comenzó a interesarme la dirección y escribir. La escritura es un acto muy privado y la dirección es un proceso en conjunto. Para estar arriba del escenario hay que tener mucha seguridad, hay que sostener algo. En cambio, cuando dirigís, llega un momento en el que ese proyecto ya no es más tuyo, es de los otros."

Nacho Ciatti hace unos años trabaja con un grupo, El Ensamble Orgánico, con el que ha montado dos textos suyos: Los ciegos y Asilo para que vuelvas; también ha compartido experiencias con otros autores e intérpretes como en el caso de Samurai y este año, dentro del ciclo Estrella federal, que organiza el Abasto Social Club, semimontó un texto del rosarino Leonel Giacometto, Carne dulce.

Alemania, la pieza que mucho lo destacó en esta temporada, es un proyecto que comenzó en 2007, lo abandonó un tiempo y cuando -según explica- "comenzaron a aparecer los actores, la cosa se fue armando. Tardé un tiempo en decidirme, soy muy tímido, quería trabajar con Iván Moschner y Eugenia Alonso, pero no sabía cómo ubicarlos. Lo hice a través de Facebook, armé unas carpetitas y me reuní con ambos. Realmente me daba temor trabajar con gente como ellos, con tan buena experiencia en el teatro, pero todo fue saliendo de manera orgánica. Son muy generosos, muy humildes." El elenco se completa con Guido Botto Fiora y Michel Noher.

La obra muestra a una familia muy singular. El padre abandonó a su mujer y a sus dos hijos y un día, inesperadamente, reaparece. Eso trastoca la cotidianeidad del grupo, pero también los hace mostrar algunos costados muy impunes.

"Me interesa la familia como un núcleo que se reproduce socialmente. Todo lo que puede pasar dentro de ella resuena en el exterior. Para mí, Alemania no habla sólo de una familia sino que refiere una cuestión política. Hay alguien autoritario en quien se confía y un día desaparece; cuando regresa se vuelve a confiar en él, pero vuelve a traicionar."

-¿Así ves al país hoy?

-Yo tengo mis idas y vueltas. La imagen que trabajo en Alemania es más próxima a la década del 90, donde me formé. De repente empecé a ver que las cosas se iban estropeando, perdiendo, estábamos como anestesiados. Ahora tengo mis críticas, paso por momentos de amor y otros de odio. Creo que se ha creado un ícono, un estandarte, que tiene lo bueno y lo malo del peronismo. Algo se está volviendo a repetir. A veces termina siendo más importante un cuadro que una política. Me parece que éste es un momento muy complejo políticamente, muy ambiguo.

PARA SABER SOBRE ÉL
Nacho Ciatti trabajó como actor en Malvinas, grito sagrado, Homorama, Papel tenga papel y Los insolados. Por su parte, como director tomó las riendas de Los ciegos, Samurai, Historia universal de la humanidad. Tomo I, Carne dulce y Alemania.

PARA AGENDAR
Alemania: En el marco de la Fiesta del Teatro CABA 2011. Teatro: Anfitrión, Venezuela 3340. Hoy, a las 20 (4931-2124).

Fuente: La Nación

Diego Gentile


Un encuentro mágico

El actor Diego Gentile acepta el desafío de autoentrevistarse, pero le da una vuelta extra: responde el Diego Gentile que todos conocen, pero las preguntas las hace... Diego Gentile, a los 9 años. Y ahí sonríen los dos, en la autofoto

-¿Creés en las mismas cosas que creías a los 9?

-Mmm, a ver... Sí. De una manera distinta, pero sí.

-¿Por ejemplo?

-Creo en el humor, en la gente que le pone distancia a las cosas; me parece que eso es sano, cada tanto verse un poquito desde afuera, y no atravesado. Creo en la búsqueda del crecimiento, de entender cosas. Creo en la generosidad, con uno y con los demás. Te imaginarás que a los 9 años todo esto estaba disfrazado de ganas de entender nomás.

-¿En la felicidad creés?

-Sí, y más que cuando era chico. Creo en los momentos de felicidad, en tratar de que pasen lo más seguido posible. En la decisión de disfrutar.

-¿Qué cosas disfrutás mucho?

-A ver..., tocarle la panza a mi hermana y sentir a mi sobrina; leer las historietas de Liniers en algún café; escuchar música; prepararme mate y ver una serie; viajar y conocer... Y disfruto de mi gente: cenar con ellos, compartir momentos con ellos, escucharlos. También disfruto de extrañar a mi gente que ya se fue, que se fue para eso: para ser extrañada.

-¿En qué gastás plata?

-¡¡¡Jajaja, no te hagas el gil!!! ¡¡¡Vamos juntos a comprar muñecos, DVD, CD y libros sin parar!!! Parque Centenario, los fines de semana, es nuestro lugar en el mundo. Soy un gran revolvedor, encuentro cosas que me gustan mucho y a precios regios.

-¿Regalás?

-Sí, disfruto de buscar cosas pensando en alguien, me encanta regalar y regalarme. A veces compro para mí, pero pido que me lo envuelvan para regalo, me gusta romper el papel en mi casa, solito, jejeje.

-¿Qué tenés ganas de hacer?

-De pasarla genial en la temporada de Mardel; es una ciudad que me encanta, pasé todos mis veranos ahí, vivían mis abuelos. Y después del verano quiero hacer televisión, la paso genial grabando. Cuando tenía más o menos tu edad miraba mucha tele y decía: "Ahí quiero estar, quiero ser actor", jejeje, ¿te acordás?

-¡Las preguntas las hago yo! ¿Qué pensás de esta entrevista?

-Que quedan un montón de cosas por preguntarme, y que eso es bueno.

Fuente: La Nación

Dora Ferreiro


Falleció la veterana actriz Dora Ferreiro

Este miércoles 7 de diciembre, en la Ciudad de Buenos Aires, falleció la actriz Dora Ferreiro, conocida también como Dorita Ferreiro y Dora Ferreyro, a los 95 años de edad.

Nacida en Buenos Aires el 31 de marzo de 1916, ha tenido una vasta trayectoria como actriz de cine, teatro, radio y televisión.

Hija de padres españoles que habían emigrado a la Argentina, vivía con su familia en el barrio de Almagro de la ciudad de Buenos Aires. Comenzó desde muy pequeña a trabajar en radio, en cine es recordada por su papel en La Guerra Gaucha. También participó en títulos como Juan Moreira de Luis Moglia Barth representando a la mujer del protagonista y en 1955 lo hace dirigida por Leopoldo Torre Nilsson en Para vestir santos junto a Tita Merello.

Entre 1960 y 1964 trabajó en Perú. En 1965 vuelve a Argentina ya casada con su segundo esposo el peruano Daniel Carpio e inmediatamente retoma el trabajo. Lo hace en un ciclo de sainetes argentinos por televisión dirigida por Homero Cárpena y en el popular ciclo de teleteatro El amor tiene cara de mujer escrito por Nené Cascallar continuando los años siguientes con actuaciones en diversos ciclos de televisión donde se convirtió en actríz fetiche de Alberto Migré como Su comedia favorita (1965), Lo mejor de niestras vidas nuestros hijos y Mujeres en presidio ambas de 1967. Adorable profesor Aldao (1968), Cuando vuelvas a mi (1969 ), Inconquistable Viviana Hortiguera (1970), Pobre diabla (1973), Pablo en nuestra piel (1977), La cuñada (1987), Leandro Leiva un soñador (1995) y Son cosas de novelas (1996).

Dora Ferreiro estuvo casada con el actor Ricardo Castro Ríos, del que se divorció, y se casó en segundas nupcias con el nadador Daniel Carpio, el primer sudamericano en cruza el Canal de la Mancha, que falleció a los 99 años a fines de 2009.

En 2010 recibió un Premio Cóndor de Plata a la trayectoria, otorgado por la Asociación de Cronistas Cinematográficos de la Argentina.

Más en Exitoína


Murió Dora Ferreiro, actriz de radio, cine, teatro y TV

Dora Ferreiro (también Dorita Ferreiro o Ferreyro), actriz de larga trayectoria en la radio, el cine, el teatro y la televisión de la Argentina, falleció en Buenos Aires a los 95 años de edad.

Más en Télam



Nota del 10 de diciembre

Murió Dora Ferreiro, a los 95 años

Fue una recordada y reconocida figura del radioteatro, del cine, de la televisión y del teatro

Durante muchos años el cine, la radio, el teatro y la televisión tuvieron en Dora Ferreiro -que falleció anteayer, a los 95 años-, tras una larga enfermedad, a una actriz que logró, debido a sus innumerables personajes, convocar al público de varias generaciones a través de su talento y de su ductilidad tanto para el drama como para la comedia. Hija de padres españoles, nació en Buenos Aires el 31 de marzo de 1916 y desde su adolescencia se sintió atraída por el arte, así comenzó a estudiar declamación, lo que le brindó la oportunidad de conocer a Emilio Kartulovicz, por entonces director de la revista Sintonía , quien la recomendó a las autoridades de Radio El Mundo, que vieron en ella a una actriz en potencia y la integraron al elenco estable de esa emisora.

Más en La Nación

jueves, 8 de diciembre de 2011

Premios María Guerrero

Fanego, Mazer y De la Serna, entre los ternados para los Premios María Guerrero

Los actores Daniel Fanego, Emilia Mazer (dos de los protagonistas de “Vuelo a Capistrano”) y Rodrigo de la Serna (por su labor en "Lluvia constante") son algunos de los ternados para la próxima edición de los Premios María Guerrero que se entregarán en julio de 2012.

Los galardones, que se develarán durante una ceremonia en la Sala María Guerrero del Teatro Nacional Cervantes, corresponden a las producciones realizadas durante la temporada 2011.

Bajo ese parámetro, los ganadores de los premios surgirán de la votación del jurado compuesto por Rómulo Berruti, Rosa Celentano, Magdalena Faillace, Jorge Lafauci, Juan Lavanga, Carlos Llorens, Linda Máximo, Luis Mazas y Ana Seoane.

Además de las ternas por espectáculos recientes, en la ceremonia se otorgará un reconocimiento a la trayectoria, menciones especiales y se otorgarán "Diplomas de reconocimiento".

Las categorías y los ternados para los premios 2011 son:
ACTRIZ PRINCIPAL: Maricel Alvarez ("Hécuba o El gineceo canino"), Claudia Lapacó ("Filosofía de vida"), Emilia Mazer ("Vuelo a Capistrano") y Roxana Randón ("Bastarda sin nombre").

ACTOR PRINCIPAL: Daniel Fanego ("Vuelo a Capistrano"), Rodrigo de la Serna ("Lluvia constante"), Pablo Alarcón ("Edipo.com") y Enrique Papatino ("La importancia de llamarse Ernesto").

ACTRIZ DE REPARTO: Vicky Almeida ("Espejos circulares"), Rita Terranova ("Noche de reyes"), Analía Couceyro ("Las islas") y Lucrecia Capello ("El burgués gentilhombre").

ACTOR DE REPARTO: Guillermo Arengo ("Un tranvía llamado deseo"), Néstor Ducó ("El círculo"), Gabo Correa ("Código de familia") y Abian Vainstein ("Yocasta").

DIRECTOR: Hugo Alvarez ("La importancia de llamarse Ernesto"), Emilio García Wehbi ("Hécuba o El gineceo canino") y Mariano Dossena ("Espectros"/"Los invertidos").

AUTOR ARGENTINO: Cristina Escofet ("Bastarda sin nombre"), Héctor Levy-Daniel ("Yocasta") y Mauricio Kartun ("Salomé de chacra").

ESCENOGRAFO: Alicia Leloutre ("4D óptico"/"Filosofía de vida"), Félix Padrón ("Retazos de la Dolce Vita"/"El perro pequinés") y Nicolás Nanni ("Los invertidos").

ILUMINADOR: Eli Sirlin ("Filosofía de vida"/"El cordero de ojos azules"), Leandra Rodríguez ("Antígona Vélez"/"Spaghetti"), Jorge Pastorino (Retazos de la Dolce Vita)

VESTUARIO: Julio Suárez (“Antígona Vélez”), Nicolás Nanni (“Los invertidos”), Daniela Taiana (“Por amor a Lou”) y Alberto Belatti (“Oscar Wilde”).

REVELACION: Claudia Cantero (“La familia argentina”), Lorena Vega (“Salomé de chacra”) y Joaquín Berthold (“Por amor a Lou”).

PREMIO ESTiMULO: Leonardo Martínez (“El perro pequinés”/”Retazos de la Dolce Vita”) y Yael Ken (“Como si fuera nadie”).

PREMIO TRAYECTORIA: Beatriz Bonet y Pepe Soriano.

MENCIONES ESPECIALES: “La Reina de la belleza”, de Leenane de Martin McDonagh, con producción de Gloria López; “La Historia del Señor Sommer” (PepTosar) y Ciclo “El Cervantes en el Cervantes”

DIPLOMAS DE RECONOCIMIENTO: Alejandro Finzi (dramaturgo de Neuquén), Carlos Alsina (autor y director de Tucumán), Casa-Museo Isaac Fernández Blanco.

Fuente: Télam



Están los nominados a los María Guerrero

Premio. Claudia Lapacó, Daniel Fanego, Mauricio Kartun y Emilio García Wehbi, candidatos.

Se dieron a conocer las nominaciones del Premio María Guerrero, que la Asociación Amigos del Teatro Nacional Cervantes otorga a la producción de espectáculos realizados durante esta temporada. El jurado estuvo integrado, entre otros, por los periodistas Ana Seoane y Luis Mazas, y la directora-productora Rosa Celentano.

Fuente: Clarín

Rodolfo Ranni


Rodolfo Ranni: "Cuando dirijo soy más responsable"

Entrevista. Actuará y dirigirá en “Camino negro”. Con la obra de Oscar Viale, que ya hizo en la década del ochenta, debutará el miércoles en Mar del Plata. Dice que es “una comedia dramática costumbrista”. Lo acompañarán Luciano Castro y Romina Richi.

Rodolfo Ranni es el único actor con el que uno quisiera realmente compartir un buen asado. Anclado en Ingeniero Maschwitz, parece estar de vuelta de todo: autodidacta, comenzó su carrera en cine con Hugo del Carril, fue dirigido por Armando Discépolo, estuvo cerca -sino fuera por el cross telefónico de Iliana Calabró-de ganar un Cantando por un sueño (“lo disfruté, a pesar que físicamente estaba para el carajo, con graves problemas de columna, pero volvería a cantar”, dice); y hasta condujo un programa de cocina. “¿Sabés que yo viví hasta los diez años en Italia, pero acá probé por primera vez los ravioles?”, revela. Va y viene en la charla este actor que advirtió que puede ceder en varias cosas -tuvo tres episodios de hipertensión en una reciente gira nacional-, pero que a nadie se le ocurra borrar de su vida el vino y el tuco. Y uno le cree, claro.

Está a pocos días de estrenar en Mar del Plata la remake de Camino negro , un éxito de Oscar Viale que, en 1983, dirigió Laura Yusem y protagonizaron Juan Leyrado, Betiana Blum y Miguel Angel Solá, quien luego fue reemplazado por Ranni. Pero ahora el actor de Los machos , no sólo actúa, sino que también se calza la camiseta de director de un elenco que completan Romina Richi y Luciano Castro.

“Con Luciano terminábamos a las seis de la tarde de grabar en Don Torcuato Herederos de una venganza y después nos poníamos a ensayar -dice-. Te desconectás de la tele, pero cuando pasás al teatro, te queda el cansancio, porque todos los días tenés que levantarte a las seis de la matina para ir a la tira.” ¿Cómo te llevás con los ensayos? Mirá ... empezamos en octubre con charlas, tranquilos, y cuando teníamos ganas de irnos, nos íbamos. No hubo horarios rígidos. Romina y Luciano son los que llevan la obra, yo tengo dos entradas y eso me facilitó el hecho de dirigir. Creo que ensayar más de dos horas es casi nocivo.

¿Por? Por la concentración. El actor tiene dos horas de aguante, después te embolás. Pero ojo, hablo de mí.

Nunca te gustó intelectualizar tu trabajo. Contabas que a Augusto Fernandes y a Carlos Gandolfo le decías que había que “desfernandizar” y “desgandolfizar” al actor.

¡Sí! Nos reíamos mucho con eso. Se los decía en joda, eran amigos. En mi época no había escuela de teatro, yo aprendí laburando. Si la base de la actuación es la observación, yo me la pasaba mirando de pibe. Me dirigía don Armando (Discépolo) y ahí sí que los ensayos duraban más de cuatro horas (ríe). Tuve la fortuna de laburar con él y de aprender.

¿Qué tomaste de ese clima? Había toda una mística del trabajo. Yo estaba con la Merello, en el Alvear, y, al lado, estaban haciendo Caramelos surtidos , con Luis Arata y Hugo del Carril, con quien hice dos películas. Entonces, yo me iba a charlar con Arata, que estaba sentado en la escalera. Yo era un pendejo, tenía 22 años, y le preguntaba cosas de su época. Recién estaba apareciendo la tele y los viejos le tenían miedo, porque era una cosa nueva, sin apuntador.

¿Te da nostalgia ese tiempo? No, la nostalgia es una cosa que uno tiene que dejar para cuando te encontrás con unos amigos y te tomás un vaso de vino. Uno tiene que tratar siempre de estar cuatro pasos adelante, no atrás. Creo que mañana todo puede ser mejor, siempre. En lo que se te ocurra: en la comida que no te salió bien, en un hijo nuevo que vas a tener, en un trabajo nuevo. Es mejor lo que viene, no lo que fue. Tengo recuerdos, no nostalgia. Por ejemplo, nunca quise volver a mi pueblo, Trieste, en Italia, porque no quería que se me terminaran los recuerdos.

¿Cuándo volviste? A los 55 años.

Es algo que siempre tuviste pendiente.

Sí, pero no quería ir. Mi vieja fue varias veces y me decía que había cambiado. Pero cuando volví, me di cuenta de que estaba todo igual. Siempre me vi como dos personas: el pibe de diez años que quedó allá, en Trieste, más esto que soy, y que no quería volver. Y hace poco pude juntar mi vida. Fue importante.

¿Pensás irte a vivir allá? No, es más, si me preguntás dónde quiero vivir, no sería Italia. Sí, Galicia, España, donde estuve cuatro años. Extraño mucho ese lugar.

¿Qué tiene Galicia? No sé. Mi cuerpo se sintió cómodo allá. Hay cosas que no se explican. Me encanta estar en Finisterre mirando el mar varias horas y pensar “con razón siempre los tipos pensaron que acá se acaba el mundo”, y después bajar a la playa y comer unos erizos. Recuerdo eso y no me quiero ir más de ahí. Creo que eso tiene que ver con mi trabajo, porque lo que piensa en el escenario es el cuerpo, no la cabeza. Uno en la vida también tiene que dejar librado a que el cuerpo piense, no sólo la mente.

¿Cómo te encontrás en el rol de director? La paso bien y creo que soy bueno.

¿En qué lo intuís? En que soy todo lo contrario a como soy como actor. Como actor no me gusta ensayar y me doy cuenta de que cuando dirijo soy más responsable y estoy pendiente de todo. Tengo una gran paciencia, cosa que, como actor, es algo que no existe en mí. Y sé que transmito muy claro lo que quiero. Cuando una escena sale bien, la disfruto más que como actor.

Después de tanta comedia en temporadas de verano, ¿por qué decidiste volver con un drama? Me gusta el material, creo que todavía puede dar mucho. A esta obra la defino como una comedia dramática costumbrista.

¿Y eso? No sé si vale el término, con eso quiero decir que hay escenas muy dramáticas que causan mucha gracia. A pesar de lo dramático y los personajes, causan risas. Hay bocadillos terribles.

Había un desnudo en el estreno del ‘83, ¿Lo repetís con Richi? En esa época no había un desnudo total, porque no se permitía. Betiana Blum quedaba en corpiños. Acá habrá más cosas, pero no están puestas porque sí. No está pensado “acá Romina se queda en bolas”, todo tiene que ver con una cosa estética. Además, ahora ¿qué es una mina en bolas? Por más buena que esté, no pasa nada. Tiene que tener toda una magia.

¿Todavía sentís que Artur Miller es lo único que te queda por hacer? Panorama desde el puente y La muerte de un viajante es algo que me falta, sí. Pero no voy a morir frustrado si no lo hago. Uno tiene que hacer de todo, y hacerlo bien. No existen las especializaciones en la actuación.

Fuente: Clarín

Cocina y TV
Sin vueltas
El camino de ayer a hoy

Alejandro Acobino y Rodando


Homenaje a un referente del circuito teatral independiente argentino

La gente de la sala No Avestruz, en el marco de sus festejos por el décimo aniversario, repondrá una pieza de este recordado autor.

A más de un mes de la muerte del talentoso director y dramaturgo Alejandro Acobino, este sábado a las 23 el grupo de teatro No Avestruz le hará una función homenaje con la presentación de la obra Rodando. El grupo de autogestión de teatro independiente aprovecha, además, para festejar los diez años de la sala en Palermo.
Alejandro Acobino fue un referente del circuito teatral independiente. Se dio a conocer a través de Continente viril, obra premiada en una de las primeras ediciones del concurso Germán Rozenmacher destinado a nuevos dramaturgos. La pieza se hizo más famosa con una versión de Los Macocos. Luego llegaron Rodando, Hernanito y su última Absenhta, junto con el grupo La Fronda. Sus trabajos se hicieron conocidos en toda Latinoamérica.
La sala No Avestruz viene ofreciendo actividades desde los primeros días de diciembre para celebrar sus diez años y este sábado tendrá uno de sus puntos más fuertes con el homenaje a Acobino. La pieza Rodando será interpretada por Germán Rodríguez, un unipersonal fílmico.
“Para quienes hacemos No Avestruz, rendirle homenaje a Alejandro Acobino es poder decirle a un amigo que queremos mucho que hoy está más presente que nunca. Teníamos varios proyectos en común que no quedarán a mitad de camino. Teníamos su presencia casi cotidiana en nuestra sala. Permanece el recuerdo de las largas charlas, de sus gestos, de sus chistes. De esa media sonrisa que lo acompañaba a todas partes. Seguimos sin terminar de entender del todo su muerte, sin aceptar su partida. Un tipo tan inteligente y sensible, con tanto talento y tan buena persona no desaparece, de alguna forma sigue estando, sigue iluminando nuestras vidas”, explicaron Alejo Samban y Constanza Balsategui, de No avestruz.
También, en el marco de los diez años del grupo de teatro, hoy y mañana a las 21:30 se presentará la orquesta El Arranque. “No Avestruz es un espacio de trabajo cultural, que surgió en la rompiente de diciembre 2001, fue deviniendo de galpón a espacio alternativo, a living de conciertos, a teatro independiente. Nació en el codo de un camino. Ese signo, que lo acompaña desde su inicio, se traduce en el compromiso de abrir las puertas cada día y sostener la construcción de un espacio diverso en su propuesta estética, plural en su modo de gestión y convencido de asumir el riesgo de trabajar en y para el arte. Quienes trabajamos en NoAvestruz, militamos en NoAvestruz. No hay otro modo de hacerlo”, dijeron sus creadores.
Por eso, desde este espacio cultural decidieron homenajear a Acobino, porque consideran que su obra “reúne algunas de las piezas más interesantes de la nueva dramaturgia argentina”. Y agregaron: “En todas sus construcciones hay una escritura propia y particular, hay también una permanente tensión entre lo que nos es propio, cercano, y lo que nos es ajeno y extraño, entre lo cotidiano y lo excepcional. Hermoso Acobino seguirás escribiendo en nosotros, como bien dijo Mauricio Kartún.”

Fuente: Tiempo Argentino

La Revista de Buenos Aires, Barbierísima, Excitante, 8 mujeres, Toc Toc, HisterioTipos, El impostor apasionado y Más respeto que soy tu madre


Arrancó la temporada en Mar del Plata

Tres revistas se disputan la taquilla

MAR DEL PLATA.- Luces a pleno. Telones arriba. Plateas nutridas que con aplausos y risas avalan el gag, festejan el chiste o llaman al director a tomar nota para ajustar el texto. Mientras diciembre recién despierta, las tres grandes revistas de la cartelera teatral marplatense ya están en carrera y, por qué no, en competencia.

Moria Casán, Carmen Barbieri y la dupla Nito Artaza-Miguel Angel Cherutti, en ese orden y con sus respectivas compañías, desembarcaron con sus espectáculos cargados de cuerpos bonitos, despliegue musical y figuras invitadas.

Los dos últimos arrancaron esta semana, apenas unos días después de que La Revista de Buenos Aires marcara el rumbo con una novedad: anticipó su llegada y le puso plumas y aires de verano al cierre de noviembre.

En la noche de estreno, Barbierísima necesitó dos horas y media de show para presentar sobre las tablas de la sala Atlas un show renovado, enriquecido con respecto al del año anterior y con un despliegue de producción que impresionó a los espectadores. Hay al menos 30 cuadros con musicales, sketches y monólogos, 40 artistas en escenas, vestuario impactante y mucho ritmo. "Creo que estamos frente a un gran espectáculo", dijo Barbieri, más que satisfecha por el producto que dirige su ex esposo, Santiago Bal, al que al final de la obra hizo subir al escenario.

El 1° fue el turno de Excitante , que marca el regreso a Mar del Plata del dúo Artaza-Cherutti. La última vez que compartieron escenario aquí fue hace ocho años y el reencuentro entre ambos se dio el verano último con este mismo título pero en Villa Carlos Paz.

La puesta en el teatro Mar del Plata tiene como nota destacada una escenografía compuesta por un gran panel de LED, coreografías a la medida de Adabel Guerrero y Jésica Cirio, y mucha música con las imitaciones de Cherutti y la participación de la cantante Carmen Flores, que durante diciembre cubre el lugar reservado para Estela Raval y los 5 Latinos.

"Aquí hemos tenido grandes satisfacciones y éxitos y ahora regresamos con un espectáculo en el que notarán un mayor perfil de music hall", coincidieron Artaza y Cherutti al término de la función estreno.

Moria, que abrió la temporada, también anticipó que llevará a su escenario del teatro Tronador a reconocidos cantantes e invitados especiales.

La única comedia que se subió al tren de los estrenos tempranos es 8 mujeres , en la sala Lido. Con buena crítica de su paso por la cartelera porteña, empezó a marcar el rumbo de una oferta marplatense que esta año tiene mayor volumen de teatro de texto. A partir de ayer, en la lindera sala Neptuno, tiene compañía: Toc Toc , uno de los grandes éxitos de taquilla de este año en Buenos Aires. Y pasado mañana sube a escena HisterioTipos , el unipersonal que Anita Martínez presenta en la sala Payró.

El estreno de Toc Toc coincide con el arranque del último fin de semana largo del año, lo que genera muchas expectativas porque el movimiento turístico se presume intenso y para los responsables de estos espectáculos será una oportunidad de empezar a palpitar lo que deparará el verano.

Para el siguiente fin de semana ya confirmaron los debuts de otros espectáculos, algunos de ellos llamados a pisar fuerte. El 15 estrenará, en el Auditórium, Martín Bossi con El impostor apasionado . Y el 16 Antonio Gasalla vuelve con su gran éxito Más respeto que soy tu madre .

Fuente: La Nación

Hámster


Hámster

Interesante propuesta de Luisina Di Chenna sobre los límites autoimpuestos

Las razones de la tristeza de las almas son tantas como las almas que la padecen. Desolaciones que muchas veces anclan a un tiempo, espacio y pesar del que pareciera imposible salir. Un anclaje que no siempre es determinado por el universo circundante, sino por las oscuridades internas. En definitiva, son esas cadenas, las propias, las que encierran, aíslan y crucifican en vida, como una profecía del tormento. El personaje protagonista de Hámster, lo que haría si no estuviera acá transita por sus propios laberintos sin encontrar el vestigio de luz que lo conecte con esa liberación anhelada que desenrolle el ovillo de una vida carente.

La metáfora se convierte en materialidad a partir de la expectación de esa mujer joven, en proceso de enervación, que revolotea, desde cierta animalidad, un sitio pequeño, asfixiante y sin salida aparente. Merodea el espacio, lo sacude. Se enoja, se relaja, se altera. Busca el sentido, carece del sentido. Llanto y risas, balbuceos y cantos, gritos y susurros. Emociones extremas para expresar la desesperación del encierro físico y espiritual en una multiplicidad de estremecimientos encontrados e iracundos.

Luisina Di Chenna sale airosa al asumir el desafío simultáneo de la dramaturgia y la interpretación. Dice desde una verdad por momentos desgarradora e indefensa, a partir de un personaje de heridas abiertas. Dúctil, la actriz recurre a las palabras, pero las trasciende desde lo físico para reforzar la idea del encierro y el agobio. Con noble plasticidad, apela a sus conocimientos interdisciplinarios para plasmar la escena desde un canon de actuación que se sostiene en una acertada expresividad corporal, con movimientos coreografiados que incluyen técnicas del clown que domina certeramente.

A pesar del tormento dibujado, el humor es uno de los códigos transitados. Por momentos, lo ilógico de esa mujer que patalea en el encierro se torna grotesco, como un modo de aireación al padecimiento retratado que el espectador celebra.

El espacio aséptico, impoluto y luminosamente blanco es un acierto de Ariel Vaccaro, quien logra fotografiar la desazón apartándose del cliché de la sórdida oscuridad.

Hámster, lo que haría si no estuviera acá es una interesante propuesta con ajustada dirección de Julia Muzio que enfrenta a la platea a un dilema existencial, genuino y esencial a la condición humana como son los límites autoimpuestos que se convierten en un tormento del deseo.

Fuente: La Nación

Sala: Belisario Club Cultural (Corrientes 1624) / Funciones: viernes, a las 23.45

Carlos Rottemberg, Javier Faroni, Toc Toc, El Precio, Don Arturo Illia, Un amor de novela, Freddie, Ocho mujeres y Los 39 escalones


En Mar del Plata lo que reina es la variedad

Productores coinciden en que lo que caracteriza a este verano es lo ecléctico de las propuestas: a las clásicas Revistas se suman puestas ya probadas y estrenos con grandes figuras, para abarcar a todos los segmentos de público.

Será la temporada de verano más pluralista de todas”, dice el productor Carlos Rottemberg sobre la oferta teatral que ya arrancó en Mar del Plata, el principal destino turístico del país en vacaciones. Desde textos clásicos de autores consagrados como Arthur Miller, piezas históricas basadas en la vida de Arturo Illia, obras sobre la dictadura, versiones teatrales sobre películas de Hitchcock, comedias muy probadas en Buenos Aires, hasta los infaltables espectáculos de Revista; los empresarios teatrales apostaron por una cartelera ecléctica. También durante estas vacaciones, además de la ya consolidada oferta en Carlos Paz, siguen en crecimiento los estrenos de primer nivel en Buenos Aires, para toda la gente que se queda en la Capital Federal.
“Creo que con la oferta de espectáculos actual se va a terminar con la imagen de que durante el verano sólo se ve un tipo específico de espectáculos, vinculado con lo superficial y lo mediático. Se va a desterrar el concepto de que el verano es todo lo banal”, dice Rottemberg, y enseguida explica el espíritu de estas vacaciones: “Por supuesto que la prioridad es entretener, porque la gente está de vacaciones y quiere relajarse, pasar un buen momento. Está muy bien que haya comedias, por ejemplo ahora está Toc Toc, que fue un éxito en Buenos Aires, pero pareciera que solamente hay un tipo de producto, que lo otro no existe. Pero si está, es un ejercicio democrático, después la gente elige qué ver”.

DE BUENOS AIRES A MAR DEL PLATA. Entre las propuestas que se presentaron este año en Buenos Aires y que continuarán en Mar del Plata, se encuentran: El Precio, de Arthur Miller, con Arturo Puig, Selva Aleman, Pepe Soriano y Antonio Grimau; Don Arturo Illia, de Eduardo Rovner, con Luis Brandoni; los musicales Un amor de novela, con Juan Darthés, Claribel Medina, Elis García y Esteban Masturini, Freddie, con el ahora popular bailarín Hernán Piquín, quien interpreta a al líder de Queen, y Ocho mujeres, dirigida por José María Muscari, con Hilda Bernard, María Leal, Norma Pons, Emilia Mazer, Cecilia Dopazo, Mónica Villa, Silvia Pérez y Juana Repetto. Además, la obra Los 39 escalones, con Fabián Mazzei, Laura Oliva, Nicolás Scarpino y Fabián Gianola, hará su segunda temporada en Mar del Plata, entre la sala del Güemes y distintos puntos de la Costa. También estarán dos espectáculos, que fueron sucesos teatrales en la Ciudad: Toc Toc , dirigida por Lía Jelin, la mejor comedia según los premios ACE, se muda con su elenco porteño, Mauricio Dayub, Daniel Casablanca, María Fiorentino, Eugenia Guerty, Diego Gentile, Melina Petriella y Jorgelina Vera, a la sala del Neptuno, y Antonio Gasalla regresa con Más respeto que soy tu madre (Radio City), tras batir todos los records (superó las 700 funciones y los 670 mil espectadores). Juan Carlos Puppo remplazará a Alberto Anchart, quien murió este año. Favio Posca volverá a Mar del Plata, la ciudad en la que nació, con Bad Time Good Face (Güemes), de jueves a sábados, y el resto de la semana girará por distintas playas.

LOS ESTRENOS. Las obras que se estrenan especialmente para la temporada de verano de Mar del Plata también incluyen grandes figuras. Luciano Castro (el galán de Herederos de una venganza) protagonizará, junto a Romina Ricci, la obra Camino negro, de Oscar Viale, en la que se refiere a la época de la dictadura en la Argentina. La obra es dirigida por Rodolfo Ranni, quien también actúa. Otro de los estrenos más importantes es Extraños en el tren, en la cual Manuel González Gil vuelve a apostar (luego de Los 39 Escalones) a la posibilidad de adaptar al teatro una película de Hitchcock. El elenco de primeras figuras está integrado por: Gabriel Goity, Ludovico Di Santo, Martina Gusman (es la primera vez que la reconocida actriz de cine hace teatro comercial), Pompeyo Audivert, Adriana Aizemberg y Alejo García Pintos. “Esta obra es un ejemplo de lo variada que es la temporada de verano. Extraños en un tren es una pieza con actores de un perfil que parece más para el teatro oficial, como si fuera un estreno del San Martín, que para el verano”, dice el productor Javier Faroni.
Martín Bossi presentará la segunda parte El impostor Apasionado, la saga que comenzó en 2010 con M, el Impostor, obra con la que el actor convocó a más de 210 mil espectadores entre 2010 y 2011. Con nuevos números, el actor desarrolla caracterizaciones de figuras de la música nacional e internacional, la TV, y de la cultura diaria. Además, Gerardo Sofovich volverá a Mar del Plata como productor de la obra Delicadamente inmoral, con Silvina Luna, Ana Acosta y Carna.
Por último, otra de las obras más esperadas es la presencia de Nacha Guevara, quien eligió Mar del Plata para estrenar Cómo hace esta mujer. La actriz y cantante estará lunes y martes en el Provincial y de viernes a domingos, recorrerá la costa. “Lo de Nacha es una verdadera novedad. Hacía muchos años que ella no hacía temporada en Mar del Plata. Preparó un espectáculo que pensó íntegramente, un unipersonal para hablar de su experiencia, mano a mano con la gente, le hablará a la mujer, para contarle cómo entiende ella su vida y cómo hace para estar como está a su edad”, cuenta Faroni.

¡ESCÁNDALO! TRES REVISTAS EN MAR DEL PLATA. Este verano, Moria Casán le ganó de mano a Carmen Barbieri y fue la primera en arrancar el verano con La Revista de Buenos Aires, con Valeria Archimó, Raúl Lavié, y Juan Acosta, después seguirá en la costa con Moria Tour. Unos días después y un tanto enojada porque le quitaron su primer puesto, estrenó Carmen Barbieri con Barbierísima, con Zulma Faiad, Germán Krauss, Beto César y Donald (el autor de “Las olas y el viento”, ideal para estar en la costa, con sus temas de playa). Y la tercera Revista es Excitante, con Nito Artaza y Miguel Ángel Cherutti y que incluye en su elenco a Estela Raval, Marcos “Bicho” Gómez, Adabel Guerrero y Jésica Cirio. Además, Marcelo Iripino presenta Más, un experimento musical, con Charly G, Manuel Navarrete, el productor de Ideas del Sur, los gemelos Paul y Pol, Georgina Tirotta y las gemelas Nakamatsu y Estefanía Pastocch. “Por lo que reflejan los números de la boletería, va a haber dos revistas que peleen un primer puesto y una que quede en un segundo lugar. Siempre hay una gran cantidad de público que va detrás de los espectáculos de revista. Creo que van a estar bien distribuidos, pero es muy raro que estén los tres primeros, siempre hay uno que termina siendo el líder”, explica Faroni.

POR NÚMEROS MEJORES. Luego de varios años consecutivos de crecimiento, el verano del año pasado fue el primer caso que, según los empresarios teatrales, bajó la recaudación de los teatros. Pero esa caída no se debió a una menor presencia de turistas en la costa sino que fue por la fuerte competencia que tuvieron los espectáculos con los recitales gratuitos que organizó el gobierno de la provincia de Buenos Aires. “El año pasado tuvimos una baja de un 25 % en la cantidad de espectadores por las obras gratuitas que organizó el gobierno, de las cuales no teníamos ni idea. Además se hacían en días y horarios en los que se presentaban los espectáculos. Después, en febrero pudimos llegar a un acuerdo con la provincia, para que presente estos shows los lunes y a la tarde. Así, pudimos recuperarnos y llegar a un 11% menos de espectadores”, explica Faroni y plantea que el objetivo para esta temporada es recuperar ese 11% en cantidad de público que se perdió, luego de años de crecimiento, que promediaba, en cada verano, un 4% más de gente.
Para este año, los empresarios acordaron con el gobierno que se realizarán cuatro recitales gratuitos, para no competir tanto con las obras de teatro. Rottemberg apuesta por la posible convivencia entre lo gratuito y las obras de teatro: “Está muy bien que existan recitales gratuitos, pero hay que encontrar la forma de que puedan convivir con la oferta teatral de Mar del Plata, que desde hace más de 30 años es un sector fundamental de la economía y el turismo”.

Fuente: Tiempo Argentino

En Buenos Aires
Carlos Paz, la plaza teatral de los mediáticos

Teatro Nacional Cervantes

El Cervantes y su temporada de 2012

En una reunión que se realizó en el foyer del teatro fundado por María Guerrero, se leyó un muy positivo balance de gestión y se anticiparon para los meses próximos títulos como "El alcalde de Zalamea", "Yerma", "Jettatore" y "Locos recuerdos" en homenaje a Hugo Midón.

Títulos emblemáticos del teatro nacional y universal y la creación de una comedia de jóvenes, que llegue con sus historias a lugares poco frecuentados, forman parte de la programación 2012, del teatro Nacional Cervantes, en el que se incluye también, el auspicioso programa Teatro del País, que se hace en coproducción con las comedias y compañías de las provincias argentinas.

En el amplio foyer del edificio de Libertad y Córdoba, se hizo el anunció de la temporada venidera y un balance de gestión, que fue leído por el director del Cervantes, Rubens W. Correa, quien destacó que se reabrió la sala en 2007 con una programación de emergencia y los años siguientes se apostó a un crecimiento continuado, cuyos mayores frutos se vieron este año que termina, con una convocatoria de 174.052 espectadores, lo que representó un cuarenta y dos por ciento más que en 2010.

Poco después Correa, que estuvo acompañado por Ana Belausti (administración), Norma Duek (presidenta de la Asociación Amigos del Cervantes), Marcelo León (producción) y Aída Giacani (prensa), cedió la palabra al subdirector Claudio Gallardou, que leyó los títulos de las piezas y mencionó algunos de los premios que a lo largo de este año recibieron artistas que se desempeñaron en el Cervantes.

LAS PROPUESTAS

La reposición de "Mateo" de Armando Discépolo, dirigida por Guillermo Cacace, con Rita Cortese y Roberto Carnaghi, es la primera pieza que se podrá ver a partir de febrero, en la sala María Guerrero. Otros títulos que ocuparán ese espacio son: "El alcalde de Zalamea" de Calderón de la Barca, por la Compañía Nacional de Teatro Clásico de España. En mayo se verá "Yerma", con puesta en escena de Daniel Suárez Marzal y en junio y en homenaje a Hugo Midón, se repondrá "Locos recuerdos". Iñaki Urlezaga bailará "Carmen", en agosto y ese mismo mes se hará el ciclo Teatro x la identidad.

En septiembre llega "Jettatore!", de Gregorio de Laferrere, que dirigirá Agustín Alezzo y en noviembre, se presentará el Ballet Estable y Opera Estudio, del teatro Argentino de La Plata.

La sala Orestes Caviglia reabrirá, también, en febrero, con la exitosa "4D Optico" de Javier Daulte. Seguirá en abril con "Yepeto" de Roberto Cossa, con dirección de Jorge Graciosi y en mayo, el grupo Los Macocos harán "Don Quijote de Las Pampas", con dirección de Julián Howard. Le seguirá "El partener" de Mauricio Kartun, dirigida por Manuel Vicente y en septiembre del autor Pedro Gundesen se verá "Argentinien". Diciembre será el mes dedicado al ciclo Teatro del País.

En la sala Luisa Vehil irán títulos como "El testamento de Leonardo" de Rubén Rodríguez Poncetta; en marzo se verá "La visita de Los Quijotes" de Tony Lestingi; "Islas de la memoria" de Julio Cardoso, en mayo; "Globo" de Alberto Rojas Apel, en julio y "Sol de noche", de Cristina Escofet, en octubre. En tanto que también se harán giras por el interior con cada una de las piezas mencionadas; se presentará un ciclo de ballet y música contemporánea, tocará la Orquesta Juan de Dios Filiberto y se hará la X Feria del Libro Teatral, además de ciclos de cine.

Fuente: La Prensa



Esperando que suba el telón

Además de un balance de gestión, el director Rubens Correa y el subdirector Claudio Gallardou presentaron una programación que incluye obras de Discépolo, Tito Cossa y Mauricio Kartun y también creaciones de Los Macocos y una puesta de Iñaki Urlezaga.

Sin pretender alejarse de “la formalidad que deben tener las instituciones”, el director del Teatro Nacional Cervantes, Rubens Correa, y el subdirector, Claudio Gallardou, acompañados, entre otros, por quienes dirigirán o actuarán en las obras y por Norma Duek, presidenta de la Asociación Amigos del Cervantes, anunciaron la programación de 2012, complementándola con un informe de gestión que consideran positivo, entre otras razones por el apoyo del público y las distinciones obtenidas. El encuentro tuvo lugar en el foyer del TNC (Libertad 815), donde los responsables de la conducción del teatro hicieron memoria: “Veníamos del Cervantes cerrado y sólo hablábamos de nuestra alegría por reabrir las salas y de la expectativa de reencontrarnos con el público”. Ese tiempo quedó atrás, elevaron los objetivos y hoy dicen sentirse felices por el camino recorrido. Para subrayarlo, presentaron un informe detallado y un “apéndice” comparativo 2008/2011 de las actividades del teatro.

Tanto Correa como Gallardou coincidieron en que el Cervantes debía “estar presente en la vida cultural y fundamentalmente teatral del país” y enunciaron la calidad del contacto que significó la realización de la Feria del Libro Teatral, las proyecciones de películas nacionales y videos relacionados con la escena, así como los ciclos de charlas, seminarios, homenajes, conciertos, la colaboración con el Instituto Nacional del Teatro (Teatro del País) y el acuerdo con el Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti. En el acto se presentó el libro El Cervantes, ideas de Teatro Nacional (... y algunas notas y digresiones), de Alberto Wainer (dramaturgo, director e investigador), y se anunció la próxima edición de un volumen que hace el recuento de lo hecho artísticamente en el teatro desde su creación hasta finales de 2010. Ese trabajo de la investigadora y docente Beatriz Seibel será publicado por el INT. Hubo además invitación a visitar la renovada página web: www.teatrocervantes.gov.ar.

En cuanto a lo que resta por concretar se encuentra el armado completo de los archivos del Cervantes, con baches en algunos períodos de su historia. Tampoco quedó afuera la cuestión edilicia, tema sobre el que “aún queda mucho por hacer”, así como en lo referido a las condiciones de trabajo, que se dijo están mejorando.

La actividad se reanudará en febrero en todas las salas y espacios. En la sala María Guerrero, el programa incluye la reposición de Mateo, obra de Armando Discépolo que cuenta con un elenco de excepción y un equipo acorde. La puesta y dirección es de Guillermo Cacace, presente en la conferencia, al igual que Carlos Gianni, Francisco Javier, Agustín Alezzo, Daniel Suárez Marzal, Malena Solda, Tony Lestingi y Villanueva Cosse, entre otros. Mateo irá hasta el 14 de abril, mes en el que desembarcará El Alcalde de Zalamea, de Calderón de la Barca. Lo trae la Compañía Nacional de Teatro Clásico de España, dirigida por Eduardo Vasco. Hará tres únicas funciones, desde el viernes 20 hasta el domingo 22. En mayo, el director Daniel Suárez Marzal presentará Yerma, de Federico García Lorca, y en junio será el regreso de Locos recuerdos, bello espectáculo del fallecido dramaturgo y director Hugo Midón. La puesta es de Lala Mendía y la dirección musical estará a cargo de Carlos Gianni.

Agosto será el mes de Carmen, una presentación del bailarín Iñaki Urlezaga, también creador de la puesta. Se ofrecerán cuatro funciones, desde el jueves 9 hasta el domingo 12. Ese mismo mes se dará cabida al ciclo Teatro por la Identidad: ocho funciones, repartidas entre jueves y domingos. Jettatore!, una de las mejores piezas de Gregorio de Laferrere, subirá a escena en septiembre, dirigida por Agustín Alezzo, y en noviembre se disfrutará durante cuatro funciones del Ballet Estable y Opera Estudio, del Teatro Argentino de La Plata, con dirección de Marcelo Lombardero. Diciembre cerrará, como las temporadas anteriores, con el ciclo Teatro del País.

El programa diseñado para la sala Orestes Caviglia comprende 4D Optico, de Javier Daulte, otra de las convocantes piezas de 2010. Irá desde febrero hasta el 25 de marzo. En abril se presentará Yepeto, de Roberto “Tito” Cossa, dirigida por Jorge Graciosi, y en mayo, Don Quijote de las pampas, una creación de Los Macocos, según puesta y dirección de Julián Howard. El Partener, de Mauricio Kartun, se verá en junio, dirigida por Manuel Vicente, y Argentinien, de Pedro Gundesen, en septiembre. Luego, la sala estará dispuesta (en diciembre) para el ciclo Teatro del País. También en febrero regresa la actividad a la Sala Luisa Vehil. Allí se presentará El testamento de Leonardo, de Rubén Rodríguez Poncetta, también actor y director. En mayo se podrá apreciar el trabajo que viene realizando Julio Cardoso, autor de Islas de la Memoria. Historias de guerra en la posguerra. La dirección es de Cardoso y Manuel Longueira, también actor. Esta obra irá hasta el 24 de junio. Por su lado, la directora Helena Tritek estrenará Globo, en el mes de julio. Se trata de una pieza de Alberto Rojas Apel con escenografía de Eugenio Zanetti. Para octubre se espera Sol de noche, de Cristina Escofet, obra que dirigirá Francisco Javier y lleva escenografía de Carlos Di Pasquo. También en esa sala, diciembre estará reservado para el ciclo Teatro del País. Se destaca además que en todo el teatro se reanudará La visita de los Quijotes, un trabajo creado y dirigido por Tony Lestingi. Por otro lado, continuará el Plan Federal de Giras, con temporada de verano: Yepeto, de Cossa, irá a la Sala Melany, de Mar del Plata, y a otras salas a confirmar de Villa Gesell, Pinamar y Miramar. A la Gira Nacional por ciudades y localidades de provincias (con varias de las obras programadas) se le sumará Miembre del jurado, de Roberto Perinelli, dirigida por Alejandra Ciurlanti. Se mantienen las actividades en escuelas y sindicatos y las que incluyen al personal del teatro (El Cervantes en el Cervantes), el ciclo de Ballet Contemporáneo, las presentaciones de la Orquesta de Música Argentina Juan de Dios Filiberto, la Feria del Libro Teatral, el ciclo de Música Contemporánea y los ciclos de cine que incluyen charlas, mesas redondas y homenajes.

Fuente: Página/12



Nota del 9 de diciembre

El Cervantes anunció su temporada

Se anticipó que habrá montajes de Yerma y Jettatore! y volverá un clásico de Hugo Midón: Locos recuerdos

Las autoridades del Teatro Nacional Cervantes, Rubens Correa, director, y Claudio Gallardou, subdirector, dieron a conocer en conferencia de prensa la programación de la temporada 2012. Pero no fue sólo ésta una enumeración de los espectáculos que se ofrecerán el año próximo en las diversas salas del edificio de Córdoba y Libertad, sino que se aprovechó para describir un amplio panorama de las actividades que también viene llevando a cabo el Cervantes fuera de su espacio natural.

En este sentido, según se destacó, los programas federales se ampliaron y así se concretaron proyectos de coproducción con las provincias de Jujuy, Chaco, Misiones, Córdoba y Entre Ríos (participaron cerca de 20.000 espectadores). Tuvieron amplia repercusión proyectos como El Cervantes va a la Escuela (116 funciones en escuelas de cuatro provincias) y las giras de diversos trabajos (178 funciones a lo largo y ancho del país); se está dinamizando el programa Cervantes en los sindicatos y en 2012 volverá a ponerse en marcha El Cervantes en el Cervantes, un programa destinado a los empleados del teatro que posibilita que ellos muestren sus capacidades artísticas. Según destacan los funcionarios: "Creemos que la persistencia y la constancia en el esfuerzo están haciendo lo que deseábamos en 2008: que el Cervantes estuviera nuevamente presente en la vida cultural y teatral del país".

La temporada 2012, a partir de febrero, prevé las siguientes reposiciones y estrenos. En la sala María Guerrero volverá Mateo, de Armando Discépolo, con dirección de Guillermo Cacace; en abril se presentará la Compañía Nacional de Teatro Clásico de España con El alcalde de Zalamea, de Calderón de la Barca, con la dirección del reconocido Eduardo Vasco; Yerma, de Federico García Lorca, con dirección de Daniel Suárez Marzal, tendrá su debut en mayo (con Sergio Surraco, Malena Solda, Pepe Monje, Tina Serrano, Susana Lanteri y Ana María Castel). En junio será el turno de Locos recuerdos, de Hugo Midón, con Karina K, Omar Calicchio y Diego Reinhold, dirigidos por Lala Mendía; Iñaki Urlezaga presentará Carmen en agosto, y Agustín Alezzo dirigirá Jettatore!, de Gregorio de Laferrère, en septiembre; en tanto, en noviembre se realizarán funciones del Ballet estable y la Opera estudio del Teatro Argentino de La Plata.

En la sala Orestes Caviglia se concretarán funciones de 4D óptico, del autor y director Javier Daulte, y Yepeto, de Roberto Cossa, con dirección de Jorge Graciosi (con cambios en su elenco: Manuel Callau, Francisco González Gil y Anahí Gadda), que durante el verano realizará temporada en Mar del Plata. También Don Quijote de las pampas, de Los Macocos, con dirección de Julian Howard; El partener, de Mauricio Kartun, con dirección de Manuel Vicente, y Argentinien, de Pedro Gundesen, dirigida por Luis Romero.

La sala Luisa Vehil cobijará los estrenos de El testamento de Leonardo, escrita y dirigida por Rubén Rodríguez Poncetta, con Roberto Megias y Rubén Rodríguez Poncetta; Islas de la memoria, de Julio Cardoso, dirigida por él y Manuel Longueira; Globo, de Albert Rojas Apel, con dirección de Helena Tritek, y Sol de noche, de Cristina Escofet, dirigida por Francisco Javier.

Muchos saldrán en gira y, en ese marco, también se estrenará Miembro del jurado, de Roberto Perinelli, con la dirección de Alejandra Ciurlanti. Se programará una nueva edición de Teatro x la Identidad y habrá también, al cierre de la temporada, una nueva muestra del Ciclo Teatro del País.

Entre las actividades culturales, volverán a realizarse la Feria del Libro Teatral, el ciclo de cine y el de música contemporánea, y la Secretaría de Cultura de la Nación presentará un Ciclo del Ballet Contemporáneo y a la Orquesta de Música Argentina Juan de Dios Filiberto.

Respecto de las obras de refacción que están en marcha en el Teatro, se informó que el pliego para la licitación está terminado, por lo cual se espera que el año próximo concluyan las tareas sobre la fachada del teatro y se retiren los andamios que hoy la cubren.

En el año en el que se conmemora el 90° aniversario de la creación del Cervantes, dos ediciones dan cuenta de su historia: El Cervantes, ideas de Teatro Nacional (.y algunas notas y digresiones), de Alberto Wainer, e Historia del Teatro Nacional Cervantes, de Beatriz Seibel.

EN CIFRAS
97.000

espectadores convocaron las salas del edificio histórico de Libertad y Córdoba.

31.333
espectadores respondieron al plan de giras que, a su vez, tuvo 78 funciones.

19.000
espectadores acudieron a las 86 funciones del plan de coproducciones.

25.000
alumnos convocó el ciclo El Cervantes va a la Escuela.

174.052
espectadores se sumaron en la totalidad de las actividades del Teatro Nacional Cervantes, entre funciones y eventos.

Fuente: La Nación

Antonio Gasalla

Gasalla: "Todos quieren ser Susana o Tinelli"

El capocómico no se calla nada y habla sobre todo: el Gobierno, las mediáticas, las divas, los divos y por qué prefirió decirle que no al conductor de ShowMatch



Es puntual Antonio Gasalla. Y llega impecable al restaurante de Recoleta que eligió para esta entrevista, a metros de su casa. Es cordial, charlatán, reflexivo. Responde como si nada lo apurara, a pesar de que tiene la agenda repleta. El viernes 16 reestrena en Mar del Plata Más respeto que soy tu madre, un increíble éxito que ya lleva dos años en cartel, siempre a sala llena. El suceso es tan grande que Gasalla tiene armada la segunda parte de la obra, para la que convocaría a Noelia Pompa.

-¿Qué explicación tiene este éxito?

-A este pueblo le encanta escuchar hablar de las cosas que le pasan. A la salida del teatro, me esperan las mujeres. Y me dicen: "es mi familia", "soy yo", "mi hijo también se droga", "a mí tampoco me habla mi marido"... Uno cree que la historia es exagarada, pero resulta que la gente se identifica mucho.

-Sobre todo las madres, parece.

-Es que las mujeres, en la clase media baja, sacan una madre coraje de adentro para alimentar a los chicos, para defenderlos y hasta para salir a robar. La madre fue siempre el motor de la familia.

-¿Cómo era la tuya?

-Yo nací con la Segunda Guerra Mundial, fui chico entre finales del 40 y principios del 50. Era otro mundo. Y el rol de la mujer era otro. Mi mamá tenía un sombrero para ir a la misas y a los velorios. Mi papá se ponía traje y corbata

-¿Por qué siempre te volcaste a hacer personajes femeninos?

-Las mujeres son más ricas para contar historias. Y también son yeites de los actores, te sale bien algo y lo empezás a explotar. Hay un montón de conflictos muy importantes que en los últimos años han tenido como protagonista a la mujer. Que se abra camino, que trabaje, que tenga independencia, que pueda decirle a un hombre "andate" y buscar otro... En cambio, el hombre sigue igual, incluso perdiendo un poquito del terreno que tenía antes de supremacía sobre la mujer. Paralelamente, la mujer empezó a usar su cuerpo como un arma conscientemente, porque antes era un pichoncito a merced de los hombres que le decían de todo. Ahora, una mujer va a trabajar vestida de una manera...

-¿No pensás que a veces se la trata como un objeto?

-Eso está repartido entre los hombres y las mujeres. Las mujeres han hecho un culto de sí mismas, sobre todo las más conocidas. Se han animado a operarse, a lipoaspirarse, a cambiar de hombre, a ponerse extensiones hasta la raya de la cola... Y muchas se han ido convirtiendo en un objeto de deseo. No les echo la culpa de provocar, pero ellas agarraron ese lugar, no se las puede ver nada más que como víctimas. Todavía habrá muchas sometidas por su marido, por ejemplo, vos escuchás hablar a la Mole Moli, con todo respeto, las cosas que dice de la familia... Pero hay que entender, es un pueblo, viven así y de alguna manera tampoco está mal tener una mujer que te cuide los hijos y viva para vos y vos para ella. No hay un único modelo.

-Pareciera que en cuanto a lo estético, sí, sólo se ven chicas lindas.

-Hoy en día se puso de moda eso en televisión: si la mujer no está buena y es un bagayo no la invitan. Fijate que ya se decretó que la Ritó está acabada. ¡Y está en lo mejor de su edad! Pero te lo van metiendo en la cabeza hasta que te convencen.

-¿Eso no está mal?

-Es culpa de la televisión que está todo el día con una crítica constante. Y eso termina siendo irritante cuando la gente lo lleva a su propia vida. La televisión se dedica últimamente a largar chismes todo el tiempo... Es más barato. Y esto es un negocio. Podés ser Gardel pero si no anotás puntos, ¡a la calle! Y si alguien venía teniendo 30 y ahora hace 22, ya fracasa.

-¿Aceptarías hacer un programa de escándalos o chismes?

-No, no me sale. Hay cosas que vienen con uno. Yo me formé para actuar. Actúo hace 53 años. No concibo pelearme en el trabajo. Y siempre tuve el rol de mando. Dirijo, escribo, elijo a la gente. Llegué a tener 30 personas en una revista. Y nunca hubo un problema en un elenco mío.

-¿Por qué tiene tantos problemas Carmen Barbieri?

-No sé. Pero cuando tenés un grupo de gente sabés los límites que debés poner.

-¿Vende entradas el escándalo?

-No. Yo no creo que la gente vaya por la calle con 200 pesos a ver quién se peleó más para ir a verlo. Además, siempre se habla de pelea y la palabra "pelea" viene de "pelos", de "agarrarse de los pelos".

-Bueno, Alfano le pegó un cachetazo a Pachano.

-Me hablás de un programa que necesita de la confrontación.

-¿Por qué nadie le echa la culpa a Marcelo Tinelli de esa violencia?

-Porque tiene éxito, es el golden boy. Es el hombre que todos quieren ser y el que todas las mujeres quieren tener. Igual que Susana. Ella es lo que todas las mujeres quieren ser. Quieren tener su plata, su capacidad de elegir, la aprobación de un pueblo entero... Todas quisieran tener la autonomía de vuelo que tiene ella, el poder que le da el trabajo, la cantidad de plata para disponer de lo que quieran. Susana y Tinelli son nuestros dos dioses. Hay artistas que influyen mucho sobre su generación. Shakespeare influyó sobre la suya. Lo que pasa es que ahora... no hay tanto Shakespeare.

-Susana no confronta con nadie.

-Nunca. Y eso que tiene su carácter. Pero ella entendió esto que armó, ese personaje que la gente ama... Lo mismo que Tinelli. El tiene miles de cuidados para hablar con la gente. Es uno de los más educados, de los más centrados y Susana arrastra ese castigo que arrastran las mujeres de ser un sex symbol y tener que mantener la belleza a ultranza.

-Lo que se le puede criticar a Susana son algunos de los hombres que tuvo.

-Mirá, yo te lleno de plata, te compro varios pisos en Miami, te pongo un auto blindado y sos otra. Te cambia la vida. Es distinto poder entrar a Tiffany's y comprarte un brazalete de brillantes.

-¿Vos podés hacerlo?

-Sí.

-Y no estás tan cambiado.

-Bueno, yo tengo otras prioridades. Y no tengo que seducir a nadie con mi presencia. Nadie me viene a ver por mi belleza. Me cuido, sí: hago terapia ortomolecular, gimnasia, pilates... Ya voy a cumplir 71 años y a veces estoy más de cuatro horas arriba del escenario. Necesito estar en forma.

-¿Hasta cuándo querés actuar?

-Eso no se elige: actuar es algo orgánico. Y también es una adicción. El escenario es una droga, con el público a los gritos, parado, aplaudiéndote... Es difícil de medir. El escenario para un actor es el momento de mayor plenitud del día: que haya mil personas viéndote, entendiéndote, riéndose. Que la sala estalle. Y por otro lado, este es un pueblo que devuelve mucho. La gente me para en la calle, me habla.

-¿Sos simpático?

-¡Yo sí! Hablo con todos. A mí la gente me cuenta historias. Sobre todo de su familia, porque en general yo hago esos personajes.

-¿Vos tenés tu propia familia?

-No, ¡nací de un repollo!

-Bueno, parecés muy solitario.

-¡No soy solitario para nada! Esas son cosas que inventa el periodismo. Yo tengo miles de amigos. Tengo un hermano, tengo sobrinos, pero para ustedes soy solitario y tengo mal humor.

-¿Por qué será?

-Y bueno, porque si vos no sos amoroso, divino y no aceptás hacer una nota a las siete de la mañana, empezás a ser un sorete.

-¿Por qué vas tan seguido al programa de Rial?

-Porque me deja hablar. Converso. A esta edad no estoy para que me pregunten por las cosas del día anterior o chismes de los portales. Salen noticias todos los días y muchas no son ciertas. Me siguen preguntando por la pelea con Moria. Y yo con Moria nunca me peleé. Ella me mandó una carta documento, yo puse un abogao y chau. El tema no prosperó porque no había cómo hacerme un juicio.

-Vende mucho una pelea entre vos y Moria.

-Pero yo no vendo nada de mi vida. No lo vendo porque no te lo pagan. Si fuera como en España, que te pagan por una nota 150.000 euros, bueno. Una vez acepté hacer una nota para la revista Caras, me tuvieron con cuatro perchas en Punta del Este desde las dos de la tarde hasta que se puso el sol de acá para allá. En un momento les dije "me esperan un minutito, ya vuelvo". Y me fui a la mierda.

-Vas a lo de Rial, pero no a lo de Canosa, ¿por qué?

-En general, trato de no ir a los lugares donde hay un panel que se pone irritante y te dice de todo o no te cree lo que decís. Te llevan para pincharte y si no te enganchás, te vas y dicen "no remó nada". Hoy la tele se llenó de panelistas que se hacen los graciosos... hasta el chico del tiempo hace chistes.

-Hay humor en todos lados, ¿viste algo de stand up?

-¿Stand up? ¿Qué es eso? Yo nunca trabajé sentado. Hice monólogos de una hora parado. ¿Y es nuevo el stand up? Yo también hablé de nuestras costumbres. Ahora te cuentan cómo es ir en ómnibus y resulta que ellos hacen stand up y nosotros somos los cómicos viejos. Los que yo ví me aburrieron soberanamente, son graciosos de barrio. El día que alguno de esos tenga 50 años de primera figura, encabezando teatros, trabajando en los países en los que yo trabajé, que me venga a ver... Porque no me vienen a ver, deben tener miedo a contaminarse de lo que yo hago.

-¿Mirás tele?

-Sí, pero cuando veo que entra Ayelén Paleo otra vez, cambio. O cuando veo al chico Alé con setecientas novias, cambio. Viste que ya sabés lo que va a pasar.

- ¿Y cómo te llevas con los que aparecen en tele y súbitamente se hacen famosos?

-Las cosas cambiaron. Antes el trayecto era paulatino, ibas lentamente haciendo un camino de aprendizaje. Ahora podés ser nadie y en un minuto estás en la calle Corrientes. Eso ya no te lo puedo explicar. Es en lo que ha devenido la profesión. Cuando yo me recibí de actor, no había trabajo. Por eso mi generación es la que inventó trabajar en lugares chicos, café concerts... En esa época, los Gobiernos nos corrían porque teníamos el pelo largo. Ellos mataban gente a rolete y a nosotros nos perseguían por el aspecto. La Argentina es un país muy intenso que ha generado monstruos en el arte, en la ciencia, en la política... Un Perón no hay casi en ningún lado, te guste o no. Es un tipo que influye en el país desde el año 40.

-¿Está pasando algo así ahora con Cristina?

-No sé... Este pueblo necesita de una autoridad, por eso tenemos presidentes con tanto poder. Ni bien sube uno le dan superpoderes. Mirá Menem, hizo lo que se le dio la gana. Y nos parecía simpático, divertido y todas las mujeres estaban calientes con él. Cristina es una mujer con mucho carácter. Yo soy antitotalitarismo pero hay cosas que empezaron a pasar: aumentaron las jubilaciones, por ejemplo. Y hay cosas que salieron mal como las casitas de Schoklender.

- ¿Hay un enamoramiento con Cristina?

-Este pueblo es muy paternalista, necesita un gobierno de una persona y amarla. Cristina tiene mucha personalidad para aglutinar gente. Y creo que dibujaron muy bien el modelo.

-Dijiste que hace poco te llamó Tinelli para integrar el jurado, ¿vas a aceptar?

-No, yo no encajo ahí. Porque hay que hacer de uno mismo y yo no sé hacer un personaje de mí. Y por otro lado, no me interesa discutir. Podría hacerlo y degradarte hasta el último infierno. Pero trabajé mucho para no llegar a esos niveles. De la misma manera que no se puede amar de mentira, no se puede pelear de mentira. Entonces, ir en público, a enfrentarse con colegas, a decir las atrocidades más grandes... no.

-¿Cómo fue la vuelta con Susana?

-Me la reencontré en una fiesta, nos sentamos juntos y charlamos toda la noche. En un momento me dice: "¿no me hacés el último programa?" Bueno, te hago cuatro y no te cobro nada, le dije. A mí me encanta hacer ese segmento, ella se entrega a lo que venga. Pero bueno, la negociación no se dio de entrada y por eso no estuve.

-¿Sos amigo de ella?

-Nos conocemos hace mucho tiempo... Ella vive en un mundo muy particular y yo vivo en el mío. Hablamos por teléfono poco, la llamás y no la encontrás, quizás te atiende una secretaria, qué se yo. Pero cada vez que nos vemos hablamos tanto y tan rápido que hacemos cuentas atrasadas de todo lo que nos pasó. Y salir con ella es muy divertido, se saca el cartón y es muy simpática.

-Mirtha Legrand va a hacer una ficción, ¿cómo la ves?

-Me parece bien que vuelva a actuar. Es tan disciplinada y tiene una cabeza tan preparada que se va a saber de memoria hasta la medida del decorado.

Fuente: La Nación
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...