viernes, 19 de febrero de 2010

Nazareno Móttola


Abrazar la fama con humildad

Viene del circo y con su trabajo en teatro y en televisión logró comprarle una casa a sus padres

MAR DEL PLATA.- Va con las reposeras y heladeras en mano. Se le acerca al oído a su marido. "Es, ¿no?", pregunta. Y la mujer se saca la duda: "Naza", le grita. Y el muchacho ágil, que en plena producción de la nota anda entre saltos y rebotes en una cama elástica de playa Bristol, devuelve un saludo y una sonrisa. "Foca, ¿una foto puede ser?", pide otro con la cámara en mano, seguro de tener frente a sí al protagonista oculto bajo un disfraz que aporta lo suyo para un Justo a tiempo que vivió el último año acariciando los 25 puntos de rating. Pero el mayor premio llega con otro matrimonio: "Te vimos en el teatro. Muy bueno lo tuyo, sos un gran actor", le reconoce el hombre y ratifica su esposa. Un fruto que Nazareno Móttola cosecha de su papel en Más respeto que soy tu madre , la obra que el año pasado lideró la taquilla porteña y este verano es, sin lugar a dudas, el gran éxito de la temporada marplatense.

Sobre el escenario representa a un adolescente de 16 años, al que le calza a la perfección el físico pequeño y la imagen de pibe de este joven de 27 años que un día se entusiasmó con los malabares y acrobacias del universo circense y, casi sin darse cuenta, dio el gran salto para ganarse un lugar en el prime time de la TV y lo mejor de la cartelera teatral.

Todavía recuerda cuando el propio Antonio Gasalla lo llamó por teléfono para proponerle que sea parte de su compañía. "¿Ah, Gasalla?, que tal, yo soy Spielberg", le contestó al actor porque pensó que era una broma.

Fuente: La Nación

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...